El lugar donde los perros son venerados como dioses