El horror de la guerra: los niños que han muerto en un pequeño país