la casa blanca

Lo que les espera en el Senado a los nominados para el gabinete de Biden

Los senadores republicanos tendrán una gran influencia en confirmarlos o rechazarlos.

GETTY IMAGES

WASHINGTON — Mientras el presidente electo Joe Biden empezó a presentar a su equipo administrativo, una figura ha permanecido notablemente en silencio: El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell.

Los senadores republicanos tendrán una gran influencia en confirmar o rechazar a los nominados al gabinete de Biden, independientemente del partido que controle un Senado apenas dividido una vez que concluya una segunda ronda electoral.

Pero senadores republicanos claves, incluido el líder del partido, se mantienen al margen, al menos por ahora, y prefieren elegir sus próximas batallas.

Luego de que anunció a su equipo de seguridad nacional, Biden le pidió al Senado que le diera a los nominados una “pronta audiencia” y “comenzar con el trabajo para sanar y unir a Estados Unidos y al mundo”.

Lo más pronto que el Senado consideraría a los nominados es el día de la toma de posesión, previsto para el 20 de enero, cuando los presidentes anteriores han podido obtener una rápida confirmación de funcionarios de seguridad nacional de alto rango poco después de prestar juramento al cargo.

Pero en momentos en los que el presidente Donald Trump sigue disputando los resultados de las elecciones, McConnell ha marcado la pauta para los senadores republicanos al no felicitar públicamente a Biden por su victoria ni reconocer la derrota de Trump.

"Debo decir que el acercamiento ha sido sincero, no ha sido de mala gana hasta ahora y no espero que lo sea", afirmó.

Le quiere dar al mandatario tiempo para impugnar los resultados, incluso después de que el equipo legal de Trump ha perdido la mayoría de los casos.

Incluso si McConnell está dispuesto a aceptar a las selecciones de Biden para ocupar los puestos del gabinete, no se prevé que el líder republicano permita una confirmación fácil en el Senado sin un precio político.

McConnell es conocido por mantener negociaciones duras incluso en asuntos de rutina, y los republicanos están ansiosos por vengarse de los demócratas por haber agotado el tiempo con obstáculos procesales a los nominados de Trump.

Los candidatos, que deben ser aprobados por el Senado, representarán un drástico cambio a las políticas de Trump en cuanto a seguridad nacional.

Los nominados necesitan 51 votos para ser confirmados. De cara a 2021, los republicanos tienen una mayoría de 50-48 en la cámara alta.

Pero si los demócratas obtienen los dos escaños de Georgia en una segunda vuelta programada para el 5 de enero, tomarían control de la mayoría debido a que la vicepresidenta electa, Kamala Harris, tiene el voto de desempate.

El estratega republicano Alex Conant dijo que McConnell “trata de mostrar cierto respeto a Trump con la esperanza de promover la unidad del partido” previo a las elecciones en Georgia.

Los nominados a integrar su gabinete incluye al primer hispano al frente del Departamento de Seguridad Nacional

El resultado en enero invariablemente provocará un escaso margen en el Senado.

Si McConnell retiene el control, no está claro qué prioridades sacaría del gobierno de Biden a cambio de una confirmación del gabinete.

Si los demócratas toman el control, no tendrán ningún margen para la discrepancia entre los flancos más progresistas o conservadores para aprobar a los nominados de Biden.

Alejandro Mayorkas es de origen cubano.

Biden ha llamado a propósito a experimentados funcionarios del gobierno para su equipo de seguridad nacional mientras promete un gobierno diverso que refleje a la nación.

Entre los presentados el martes se encuentran antiguos miembros del gobierno del expresidente Barack Obama y de las décadas de Biden en Washington: Antony Blinken, nominado para secretario de Estado; Alejandro Mayorkas, cubano-estadounidense y ex fiscal federal que sería el primer inmigrante en ocupar el puesto de secretario de Seguridad Nacional.

También fue presentada la diplomática Linda Thomas-Greenfield como embajadora ante las Naciones Unidas, y Avril Haines, quien sería la primera mujer en fungir como directora de inteligencia nacional.

Anunció además a John Kerry, exsecretario de Estado, senador y candidato demócrata a la presidencia de 2004, para enviado especial presidencial en materia climática, y a Jake Sullivan, exasesor principal de Hillary Clinton, como asesor de seguridad nacional.

Esos dos cargos no requieren de una confirmación del Senado. Se tiene previsto que Biden anuncie a Janet Yellen, expresidenta de la Reserva Federal, para el cargo de secretaria del Tesoro.

Contáctanos