Acusan a Avenatti de extorsión, fraude bancario y fiscal

Se trata del abogado que representó a la actriz porno Stormy Daniels contra Trump.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Acusan a Avenatti de extorsión, fraude bancario y fiscal
    Getty Images
    El famoso abogado Michael Avenatti llega a su primera audiencia en el tribunal federal de Santa Ana por cargos de fraude bancario y por transferencia bancaria el 1 de abril de 2019 en Santa Ana, California.

    LOS ÁNGELES  - El abogado Michael Avenatti, que saltó a la fama por haber representado a la actriz porno Stormy Daniels en demandas contra el presidente Donald Trump,  fue instruido de 36 cargos en California bajo una acusación federal, alegando que le robó millones de dólares a sus clientes, no pagó sus impuestos, cometió fraude bancario y mintió en procedimientos de bancarrota.

    Avenatti, de 48 años, fue acusado el miércoles por la noche por un gran jurado del sur de California de una serie de cargos adicionales después de su arresto el mes pasado en Nueva York por dos cargos relacionados y por supuestamente tratar de extorsionar a la firma Nike por hasta $25 millones.

    Avenatti enfrenta cargos por fraude y extorsión

    [TLMD - LV] Avenatti enfrenta cargos por fraude y extorsión

    Avenatti enfrenta cargos por fraude y extorsión

    (Publicado martes 26 de marzo de 2019)

    El abogado dijo el jueves en Twitter que se declarará inocente de los cargos de California. “Espero que se conozca toda la verdad, en vez de una versión unilateral que pretende marginarme”, escribió.

    Los nuevos cargos no incluyen el caso de extorsión en Nueva York que sostiene que Avenatti exigió millones de dólares para abstenerse de hacer afirmaciones que planeaba revelar sobre un supuesto pago de Nike a jugadores de preparatoria.  Avenatti ha dicho que espera ser absuelto en ese caso.

    La acusación de 61 páginas en el sur de California alega que Avenatti desfalcó a un hombre parapléjico y a otros cuatro clientes y los engañó mezclando dinero entre cuentas para pagar pequeñas porciones de lo que debían para hacerles creer que se les estaba pagando.

    Avenatti también fue acusado de no pagar impuestos sobre su renta personal, no pagar impuestos por varios de sus negocios, entre ellos dos bufetes de abogados, y de embolsarse los impuestos sobre la nómina de la cadena de café Tully’s Coffee que era de su propiedad, agregó la acusación.

    Los cargos son el golpe más reciente a una carrera que despegó el año pasado cuando Avenatti representó a Daniels en su demanda para romper un acuerdo de confidencialidad con Trump para permanecer callada sobre un amorío que supuestamente tenían.

    Avenatti se convirtió en uno de los principales adversarios de Trump, atacándolo en programas de noticias por cable y Twitter. En un momento dado, Avenatti incluso consideró desafiar a Trump en las elecciones presidenciales de 2020.

    Sin embargo, en su propio terreno, en California, sus prácticas comerciales eran objeto de escrutinio por el IRS y por un ex socio legal al que Avenatti y el bufete Eagan Avenatti , que se declaró en bancarrota, le debían 14 millones de dólares.

    La acusación decía que Avenatti hizo declaraciones falsas en los procedimientos de bancarrota al presentar formularios bajo pena de perjurio y que reportaron ingresos menores que los que su firma recibió.

    El ejemplo más flagrante de engaño y fraude fue descrito en la acusación como un plan que Avenatti supuestamente hizo para privar a los clientes del dinero que se les debía por acuerdos legales o ventas de acciones y las acciones que tomó para cubrir sus huellas.

    En un caso que involucra a un cliente, Avenatti supuestamente canalizó un acuerdo de 2,75 millones de dólares en sus cuentas bancarias y gastó $2.5 millones en un avión privado, según la acusación.