Alarma por contagio de enfermedad infantil paralizante

La enfermedad comienza como una gripe y desemboca en una parálisis motriz.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Alarma por contagio de enfermedad infantil paralizante
    SHUTTERSTOCK
    Para tratamiento, los expertos recomiendan ante todo no ponerse en contacto directo con personas afectadas con la enfermedad y mantener un estricto protocolo de limpieza. No obstante, y ante la presencia de los síntomas mencionados, el mejor consejo es consultar con el doctor de cabecera. Para mayor información, consulta aquí, en la página web del CDC

    NUEVA YORK — Las autoridades de salud estadounidenses están alarmadas por la creciente incidencia de una enfermedad que comienza como una gripe y desemboca en una parálisis motriz.

    La mielitis flácida aguda afectó a por lo menos 228 personas en Estados Unidos el año pasado, evidenciando una tendencia oscilante de surgir año por medio.

    Pero los responsables de salud en Estados Unidos están alarmados al ver que la dolencia está afectando a cada vez más niños.

    El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, estimó que la enfermedad parece tener similitudes con el polio, que se mantuvo latente durante siglos antes de estallar en brutales epidemias en los siglos XIX y XX.

    Fauci, quien publicó un estudio sobre la enfermedad el martes en la revista especializada mBio, descartó sin embargo que la enfermedad llegue a tener un alcance tan amplio como el polio, que afectó a decenas de miles de niños en Estados Unidos antes de que se inventara la vacuna con el antídoto en la década de 1950.

    Aun así, advirtió: “No se debe pensar que esta enfermedad se limitará a afectar a unos 200 enfermos cada dos años”.

    Han surgido casos de la enfermedad paralizante en otros países como Canadá, Francia, Gran Bretaña y Noruega. Pero la magnitud y gravedad del brote en Estados Unidos han sido más pronunciados. Más de 550 estadounidenses han contraído la dolencia en lo que va de esta década, siendo de 32 años el de mayor edad. Más del 90% eran niños, en su mayoría de 4, 5 o 6 años.

    Por lo general la víctima primero sufre síntomas como un resfriado con fiebre y parece recuperarse, pero súbitamente empieza a sufrir la parálisis de alguna extremidad. En algunos casos comienza como algo pequeño, como por un ejemplo que no se le mueve un pulgar. Hay casos en los que el enfermo pierde la habilidad de comer o de respirar.

    Muchas familias dicen que sus hijos pudieron recuperar la movilidad al menos parcialmente, pero son escasos los testimonios de una recuperación total. Las autoridades de salud no contaban con cifras exactas de cuántas personas se recuperaron totalmente, parcialmente o que no se recuperaron, ni tenían cifras de defunciones, aunque los Centros de Control y Prevención de Enfermedades aclaró que son inusuales las muertes por esa causa.

    Los expertos sospechan que la dolencia es causada por la mutación de un virus que fue identificado hace más de 55 años pero que ha ido mutándose a lo largo de los años, aunque no hay prueba fehaciente de ello.

    Y si bien los médicos han probado una gran variedad de tratamientos _ esteroides, medicamentos antivirales, antibióticos, depuración sanguínea - no hay pruebas inequívocas de que funcionen.