Acusan a empleadas de limpieza de "barrer" con licores

Imágenes captaron cómo las empleadas cayeron rendidas por la presunta borrachera.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Empleadas domésticas hacen “fiesta” en apartamento

    Las mujeres están acusadas de consumir el alcohol de sus empleadores hasta desfallecer en un apartamento de Brooklyn. (Publicado miércoles 3 de octubre de 2018)

    NUEVA YORK - Una residente de Brooklyn dijo haber contratado a dos mujeres para limpiar su apartamento, para luego descubrir que estas en realidad destruirían su casa y barrerían, no la basura, sino con todo el alcohol que hallaron a su paso.

    Genevieve Snow contrató a las mujeres a través de Joanna Cleaning Service, con sede en Brooklyn, el 27 de agosto, por un monto de $185 más una propina de $60 para que limpiaran los espacios comunes que comparte con otros tres compañeros de habitación en Williamsburg, dijo a nuestra cadena hermana NBC 4 New York.

    "Hay cuatro de nosotros viviendo aquí y somos muy buenos con la limpieza entre nosotros mismos, pero es bueno tener una limpieza profunda cada seis meses más o menos", dijo.

    Después de que Snow dejó a la mujer en el apartamento alrededor de las 8 a.m., se dirigió a su oficina, según recuerda. Pero cuando su vecina fue a recoger sus llaves alrededor de la 1 p.m., se sorprendió al encontrar a las dos mujeres rendidas en los sofás del apartamento, dijo.

    "Pensé que era muy poco profesional, pero no llamé a la policía ni nada, porque pensé que tal vez habían estado trabajando muy duro o tuvieron otro trabajo esa noche", dijo a NBC.

    Snow le envió un correo electrónico a la mujer con la que había estado en contacto en el servicio de limpieza, pero supuso que las limpiadoras se irían después de que su vecina las pillara durmiendo.

    Sin embargo, cuando uno de los compañeros de cuarto de Snow llegó a casa alrededor de las 5:30 p.m., una de las mujeres estaba tirada en el piso del apartamento.

    "El apartamento fue dejado abierto, las llaves no estaban, todo estaba hecho un desorden", dijo Snow.

    Fue entonces cuando Snow llamó a la policía, dijo.

    “Mi primera reacción fue de pánico. Pensé que tal vez había inhalado líquidos de limpieza y estaba muerta", dijo.

    Cuando llegó la policía, Snow se enteró de que la mujer estaba borracha, dijo. Un estante de especias en el apartamento estaba roto, viraron la mesa de café y habían consumido casi un litro de vodka y ginebra, escribió en una publicación en Facebook.

    La policía "tardó 45 minutos en componer a la empleada limpieza para poder ingresarla en una ambulancia", dijo Snow.

    "Estaba demasiado borracha para ponerse sus chanclas, apenas podía decir su nombre", dijo. Los oficiales no hicieron un informe policial, ya que Snow había dejado entrar a las mujeres en el apartamento, dijo.

    Más tarde esa noche, Snow habló con alguien que se identificó como Joanna, la mujer a través de la cual Snow preparó la orden de limpieza. La mujer inicialmente prometió que la compañía devolvería la tarifa y la propina pagada, y pagaría un reemplazo de $125 de la cerradura y el estante de especias valorizado en $59, dijo Snow.

    Pero después, la mujer finalmente se negó a reembolsar a Snow y dejó de responderle, dijo Snow.

    Snow dijo que le dio a la mujer hasta fines de septiembre para que le pagara, pero cuando eso no sucedió, ella recurrió a Facebook, dijo.

    Después de que subió la publicación, una mujer que se identificó como Joanna llamó a Snow, le dijo que "tenía la Joanna equivocada" y sostuvo que la limpiadora que se había desmayado en el departamento de Snow no había trabajado en el servicio en los últimos cinco años, dijo Snow.

    Cuando NBC se comunicó con Joanna Cleaning Service el miércoles, el propietario afirmó que las dos limpiadores no estaban afiliadas a su compañía y dijeron que una exempleada había iniciado su propia compañía con un nombre similar.

    La exempleada debió haber contactado a los clientes anteriores de Joanna Cleaning Service por correo electrónico, sostuvo el propietario.

    Snow le dijo a NBC que ella solo quiere que el propietario de Joanna Cleaning Service pague los $400 causados en daños.

    Ella y sus compañeros aún considerarán usar un servicio de limpieza en el futuro, pero no sin tomar precauciones, dijo.

    "No haremos eso sin alguien en casa, lo cual es difícil, porque todos trabajamos", dijo. "¿Quién tiene tiempo para cuidar a alguien de servicio de limpieza?"