Niño sobrevive en accidente que mata a sus padres y hermana

La tía de Jonathan Cardoso, de 11 años, decide quien tomará la custodia del menor.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Menor único sobreviviente de fatal accidente

    La organización Mi Casa es Puebla ayuda a la familia en los esfuerzos para repatriar los cuerpos a México.

    (Publicado martes 9 de julio de 2019)

    Los familiares del menor, sobreviviente de un trágico accidente familiar ocurrido en Nueva Jersey, no tiene idea de quien se hará cargo del chico tras la muerte de sus allegados.

    Antonia Báez Mellado, tía del chico, dijo a TELEMUNDO 62 que “en eso estamos en el trámite de quién es la persona correcta, quién se puede quedar con la custodia del niño”.

    La mujer sostuvo que hasta el momento Jonathan Cardoso, de 11 años, no ha sido informado del fallecimiento de sus padres y hermana mayor. “Estamos esperando darle la noticia con las palabras correctas para no lastimarlo, porque no es fácil decirle esto, estamos buscando ayuda para eso, para decirle lo que sucedió”.

    El niño iba de pasajero junto a su madre Adriana Báez mellado, de 45 años, en la parte trasera del vehículo Mazda que conducía su hermana Mariela Cardoso-Báez de 19, con el padre, José Cardoso, de 45, en el asiento del lado del conductor.

    El accidente, en el que estuvo involucrado un camión de carga de gas propano, se registró el pasado domingo en la intersección de West Boulevard y Lake Road en Franklin Township, Nueva Jersey.

    "Mi casa es Puebla", entidad sin fines de lucro, se acercó a la familia, tras ver la noticia en TELEMUNDO 62, para ayudar a los familiares a repatriar los cadáveres a México. “El gobierno del estado de Puebla apoya en parte este proceso. Nosotros nos encargamos de que los cuerpos sean repatriados a la Ciudad de México y de ahí hasta su municipio, en este caso Huaquechula, Puebla”, dijo Ana Flores, portavoz de la organización.

    Esta funcionaria pudo ir a visitar al menor al hospital y reseñó que fue sometido a dos intervenciones quirúrgicas, una en el fémur y otra por las quemaduras sostenidas. Todo esto en un afán porque el niño pueda volver a caminar. En dos semanas sabrán los resultados.

    “Mi sobrino necesita ayuda porque son muchas las terapias que necesita”, agregó la tía Báez Mellado.

    Todo el que quiera ayudar económicamente puede enviar donativos a una página de recaudos creada por los familiares.