EEUU

Imponen cargos federales por delito de odio contra tres acusados por un crimen

Fueron procesados por armarse, perseguir y matar a tiros al afroestadounidense Ahmaud Arbery cuando vieron que corría por su vecindario en el estado de Georgia.

GETTY IMAGES

WASHINGTON — El Departamento de Justicia presentó el miércoles cargos federales de delitos odio contra un hombre y su hijo, a los que acusó de armarse, perseguir y matar a tiros al afroestadounidense Ahmaud Arbery cuando vieron que corría por su vecindario en el estado de Georgia.

Travis McMichael y su padre, Gregory, fueron acusados junto con un tercer hombre, William Bryan, de un cargo de interferencia con los derechos civiles e intento de secuestro. Los McMichael también están acusados de utilizar, portar y blandir un arma de fuego durante un delito violento.

EL AFROAMERICANO AHMAUD ARBERY FUE ULTIMADO A TIROS

Es el juicio de derechos civiles más importante emprendido a la fecha por el Departamento de Justicia en el gobierno del presidente Joe Biden, y se da en momentos en que autoridades federales han abierto rápidamente investigaciones a departamentos de policía problemáticos y los derechos civiles ocupan un lugar central en las prioridades de la dependencia.

La acusación formal alega que los McMichael “tomaron armas de fuego, subieron a una camioneta y persiguieron a Arbery por calles públicas del vecindario mientras le gritaban; además utilizaron su vehículo para cortarle el paso y lo amenazaron con armas de fuego”.

También se afirma que Bryan subió a una camioneta y persiguió a Arbery, ademas de utilizar su vehículo para obstruirle el paso.

Arbery, de 25 años, fue asesinado el 23 de febrero de 2020 de tres disparos de escopeta a corta distancia después de que los McMichael lo persiguieron en su pickup cuando corría por su vecindario.

Juliana Monsalve tiene la información.

Habían pasado más de dos meses de la muerte de Arbery cuando un video del incidente tomado con un celular fue filtrado en internet y causó indignación nacional.

La Oficina de Investigaciones de Georgia asumió el caso al día siguiente y arrestó de inmediato a Travis McMichael, quien hizo los disparos, a su padre y a Bryan, un vecino que se sumó a la persecución y grabó el video.

Los tres hombres permanecen encarcelados por cargos federales de homicidio y volverán a presentarse ante la corte en mayo.

El ataque más mortífero ocurrió en una tienda Wallmart en El Paso Texas.

S. Lee Merritt, abogado de la madre de Arbery, Wanda Cooper-Jones, elogió el miércoles la presentación de los cargos de delitos de odio.

“El odio se cobró la vida de Ahmaud”, dijo Merritt en un tuit. “Nuestro sistema judicial debe combatir la intolerancia”.

Los abogados defensores dijeron que los McMichael persiguieron a Arbery ante la sospecha de que era un ladrón porque cámaras de seguridad captaron cuando ingresó en una casa en construcción. Afirman que Travis McMichael disparó contra Arbery al temer por su vida cuando ambos forcejeaban por una escopeta.

En las últimas semanas han proliferado en las redes sociales de Filipinas, Indonesia o Vietnam multitud de mensajes de odio hacia los chinos, a los que se identifica casi automáticamente como transmisores del patógeno.

La fiscalía local dijo que Arbery no robó nada y simplemente hacía ejercicio cuando los McMichael y Bryan lo persiguieron.

El Departamento de Justicia afirma que los hombres “recurrieron a la fuerza y a las amenazas de fuerza para intimidar e interferir con el derecho de Arbery de hacer uso de una calle pública debido a su raza”.

En audiencias preliminares en Georgia, los fiscales han presentado pruebas de que el racismo pudo haber tenido un papel en el homicidio del Arbery.

En junio pasado, un agente de la Oficina de Investigaciones de Georgia testificó que Bryan dijo a investigadores que Travis McMichael profirió un insulto racista después de los disparos cuando estaba al lado de Arbery, quien sangraba en el suelo.

Los abogados de Travis McMichael niegan que él hubiera proferido tal insulto.

Contáctanos