Sin mochilas ni libros, así fue el regreso a clases tras tiroteo escolar en Florida