Arrestan a sospechoso de raptar y violar a niña en Woodbridge

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Arrestan a sospechoso de violación en Woodbridge

    El sujeto también agredió a una mujer y a su hijo que trataron de defender a la menor (Publicado miércoles 10 de octubre de 2018)

    La policía del condado de Prince William ha arrestado y acusado a un hombre sin hogar de haber secuestrado y agredido sexualmente a una niña que caminaba hacia su escuela en Woodbridge, Virginia. También enfrenta cargos por presuntamente haber golpeado a una mujer que intentaba intervenir.

    Adam-Seth Nathaneal Walter, de 26 años, está imputado por 12 cargos, incluyendo agresión, secuestro y violación. Las autoridades informaron que Walter no tiene hogar y lo describieron como un “delincuente violento” que ha sido previamente condenado por crímenes.

    Buscan a sospechoso de raptar y violar a niña en Woodbridge

    Buscan a sospechoso de raptar y violar a niña en Woodbridge

    El sujeto también agredió a una mujer y a su hijo que trataron de defender a la menor

    (Publicado martes 9 de octubre de 2018)

    El miércoles, durante su primera comparecencia en corte a través de una videoconferencia, Walter se sentó en una silla de ruedas, negándose a hablar. Según un oficial, el sujeto se había negado a hablar toda la mañana y a ir a la corte.

    Walter continuó sentado en silencio durante la audiencia, rehusándose a decir una palabra cuando el juez le preguntó si planeaba contratar a un abogado. Cuando no respondió, el juez le asignó uno.

    La policía dice que Walter agarró a la víctima de 11 años mientras se dirigía a la escuela por Essex Drive el martes por la mañana. Leticia Aguilar estaba en una caminata matutina con su perro cuando vio a la niña y a Walter juntos. Ella dijo que la chica le habló, advirtiéndole que Walter tenía un arma. Luego, el sospechoso comenzó una ataque brutal contra Aguilar.

    “Me iba a matar, me golpeó la cara con la pistola, y con un cuchillo para metérmelo”, recordó entre lágrimas Leticia Aguilar.

    Entonces, el sospechoso supuestamente arrastró a la niña y a la mujer a partes externas de la vivienda y las apuntó con una pistola, amenazándolas de que dispararía si se movían.

    “Pensé que me iba a morir, estuve a punto de ver la muerte, me decía que no me iba a dejar viva,” continuó Leticia Aguilar.

    La mujer le ofreció las llaves de su auto y le suplicó que se fuera.

    “Cuando yo le grité a mi hijo que le llamara a la policía, se fue huyendo y se llevó a la niña y la fue a violar a la niña por allá”, dijo Leticia Aguilar.

    Su hijo, Elder Espina Aguilar, dice que despertó tras oír los gritos de su madre y cogió un martillo que tenía debajo de su cama.

    "Y traté de correr tras él, pero mi madre terminó por agarrarme en el jardín delantero porque tenía miedo de que me dispararan", dijo Espina Aguilar.

    El sospechoso se llevó a la niña a Cumberland Drive, donde la agredió sexualmente, según la policía. El sujeto luego huyó.

    Espina Aguilar vio a la menor después del ataque.

    "Estaba traumatizada. Solo estaba llorando, no quería hablar en lo absoluto", dijo. "Siento que podríamos haber hecho más, pero en una situación como esa simplemente no sabes qué hacer".

    Los oficiales encontraron a la niña poco tiempo después y comenzaron una búsqueda exhaustiva en el área. Las autoridades buscaron debajo de automóviles y en botes de basura, desde el aire y desde motocicletas.

    Los oficiales forenses pudieron vincular a Walter con el crimen luego de recopilar evidencia de la escena. Fue arrestado sin incidentes.

    En el ataque a la niña, Walter fue acusado de secuestro con intención de profanar, violación, agresión sexual agravada, libertades indecentes y dos cargos de sodomía.

    En el ataque a Aguilar, fue acusado de secuestro, robo, heridas maliciosas y cargos de armas, incluida la posesión de un arma de fuego por un delincuente violento condenado.

    No parece que Walter conociera a ninguna de las víctimas, dijo la policía.

    Las autoridades notificaron a tres escuelas locales en el área, y los planteles informaron a los padres sobre la terrible experiencia.

    Durante el resto del día, los niños caminaron a casa con adultos y en grupo.

    Aguilar tenía moretones formándose en la cara y se emocionaba mucho al contar el horror.

    "Uno acaba de perder esa sensación de seguridad", dijo Espina Aguilar.

    La próxima audiencia de Walter está programada para el 13 de diciembre.