Madre salvadoreña que enfrenta proceso de deportación busca refugio en iglesia de Maryland

Rosa Gutiérrez López dice que está haciendo todo para no separarse de sus hijos pequeños.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Salvadoreña pide refugio en iglesia de Maryland

    Una mujer salvadoreña que enfrenta un proceso de deportación ha buscado santuario en una iglesia de Bethesda, Maryland para evitar ser separada de sus hijos.

    (Publicado miércoles 12 de diciembre de 2018)

    Una mujer salvadoreña que enfrenta un proceso de deportación ha buscado santuario en una iglesia de Bethesda, Maryland, para “evitar ser separada de sus hijos.”

    Rosa Gutiérrez López, de 40 años, escapó de su país natal y solicitó asilo en Estados Unidos en 2005, tras ser víctima de varias amenazas. 

    Desde el 2014, ha estado haciendo revisiones con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), y en el 2017, le pusieron un grillete electrónico de tobillo. Este año, le ordenaron que comprara un boleto de regreso a El Salvador y abandonara el país. Pero el lunes, la fecha programada para su vuelo, decidió pedir refugio en el templo Cedar Lane Unitarian Universalist.

    “Creo que todos nosotros que somos inmigrantes tenemos derechos a no ser discriminados”, dijo Gutiérrez. “Por lo menos, yo no tengo ningún record criminal, simplemente yo tuve una fecha de corte que no me presenté y eso ocasionó todo lo que ha pasado en mi vida”.

    Estudio: miles de residentes del condado Fairfax enfrentan la deportación

    Estudio: miles de residentes del condado Fairfax enfrentan la deportación

    Más de 12 mil residentes del condado Fairfax están enfrentando un proceso de deportación. Esto según un nuevo reporte de una organización para la defensa de los derechos civiles.

    (Publicado martes 11 de diciembre de 2018)

    Gutiérrez dice que le preocupa el bienestar de sus hijos y su propia seguridad si regresa a El Salvador. La mujer es madre de tres ciudadanos estadounidenses de 11, 9 y 6 años. El menor tiene síndrome de Down.

    “Yo necesito estar acá para atenderlo. Él tiene muchas dificultades”, dijo.

    El miércoles, decenas de personas, entre ellos religiosos de diversas fes, se congregaron en la iglesia para expresar su apoyo y darle aliento.

    “Nosotros sometimos una moción de reabrir el caso, el argumento siendo asilo. Todavía su familia está huyendo las pandillas allá, además de eso ella tiene un hijo que está bien enfermo”, explicó Héctor Pérez Carillas, su abogado.

    Aunque legalmente, Inmigración podría entrar a una iglesia para detener a una persona, no lo hacen porque son considerados lugares sensibles, según una política promulgada por Barack Obama que permanece en vigencia.

    Gutiérrez es la primera inmigrante en solicitar refugio en Cedar Lane. La salvadoreña dijo que se quedará en la iglesia hasta que su caso sea reabierto.