Piden detener el odio a pocos pasos de la Casa Blanca

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Protestan contra el supremacismo blanco frente a la Casa Blanca

    Decenas de personas participaron en una manifestación contra el supremacismo blanco frente a la Casa Blanca, tras los tiroteos en Texas y Ohio.

    (Publicado martes 6 de agosto de 2019)

    WASHINGTON - Llamados a la unión como antídoto al odio y al racismo se escucharon este martes a escasos pasos de la Casa Blanca, donde un grupo de activistas se concentró para expresar su pesar por los tiroteos de este fin de semana que causaron 32 muertos, muchos de ellos de la comunidad hispana.

    "Ubícate en el lado correcto. Únete contra el odio", "Estamos con los inmigrantes y los solicitantes de asilo" y "No odio" se leían en carteles variopintos empuñados por manifestantes que acudieron a una protesta convocada por alrededor de quince organizaciones cívicas en Washington.

    El director ejecutivo de Labor Council for Latin American Advancement (LCLAA), Héctor Sánchez, consideró que lo sucedido en El Paso "es la culminación de los ataques" que el presidente comenzó con su campaña "contra mexicanos, contra latinos, contra inmigrantes".

    Sánchez consideró como una "masacre" y un "crimen de odio" lo ocurrido en El Paso, donde el pasado sábado un hombre de 21 años que previamente había escrito un manifiesto en el que advertía de una "invasión hispana en Texas", abrió fuego contra los empleados y los clientes de un centro comercial.

    "Esta persona literalmente se enfocó en nosotros para ir a matarnos, para ir contra nuestros niños, contra nuestras familias, entonces este literalmente es un llamado a decir ya basta", afirmó el líder, quien señaló que en los últimos tres años han aumentado un 25 % los crímenes de odio contra la comunidad hispana.

    Para María Teresa Kumar, presidenta de la organización Voto Latino, con la actividad de hoy le están enviando "un mensaje" al presidente estadounidense, Donald Trump, de que la comunidad latina está unida.

    No quieren visita de Trump a El paso

    [TLMD - LV] No quieren visita de Trump a El paso

    No quieren visita de Trump a El paso

    (Publicado miércoles 7 de agosto de 2019)

    "Y este presidente nos trata de decir que tenemos miedo, pero nosotros sabemos nuestro poder", puntualizó la activista, para quien lo ocurrido en El Paso "nos ha unido, porque nosotros sabemos que cuando estamos unidos jamás seremos vencidos".

    Vestida de negro, Alison Friedman, una de las manifestantes, exhibía un cartel improvisado en un trozo de cartón, en el se expresaba "tan enojada, tan triste, tan comprometida con responsabilizar a Trump, (al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch) McConnell y a otros supremacistas blancos" de losucedido.

    "Sabemos que cuando el presidente exuda odio, eso es inconsistente con los valores que muchos de nosotros honramos e inspira a otras personas a la violencia", dijo Friedman a Efe, quien lamentó que EE.UU. sea el "único país en el mundo que no cuenta con regulaciones razonables sobre armas".

    A su juicio, no se trata "solo de los asesinatos en masa en los que se centran las noticias, sino de la violencia armada diaria que es evitable".

    "El Paso Strong": tributo a las víctimas de la masacre

    "El Paso Strong": tributo a las víctimas de la masacre

    El artista Gabe Vasquez realizó este tributo a las víctimas de la masacre en El Paso.

    (Publicado martes 6 de agosto de 2019)

    Por su parte, Manuel Contreras, un mexicano-estadounidense que trabaja en la George Washington University, lamentó que la Administración Trump promueva "la discriminación y el odio", básicamente por etnia y muy directamente contra la comunidad hispana.

    "Es terrible esta situación y esperemos que sea la gota que derrama el vaso", afirmó en relación a lo ocurrido en El Paso, al tiempo que hizo un llamado "para que la gente cada vez más se una a un movimiento para hacer un cambio".

    "La promoción del odio, la promoción de la discriminación, es algo que no se debe tolerar en un país como este", sostuvo Contreras.

    Unas 100 organizaciones, entre ellas las convocantes de la protesta, expresaron en una declaración la necesidad de que las personas puedan "sentirse seguras mientras compran, disfrutan de una noche con amigos, asisten a la escuela o servicios religiosos, o participan en cualquier otra actividad legal".

    Los activistas advirtieron que esta violencia "no tiene precedentes en más de 20 años", y subrayaron que "nada de esto es aceptable, nada de esto es normal".