Policía: mujer acaparó 125 gatos y tres conejos en sus residencias

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Odisea en la línea roja de Metro

    Una mujer de Maryland ha sido acusada de crueldad animal luego de que las autoridades descubrieran en julio 125 gatos y tres conejos en sus dos residencias. Laura Prince, de 62 años, acaparó docenas de animales en su vivienda en la cuadra 12000 de Sweetbough Court en North Potomac, Maryland, y en un apartamento en la cuadra 9800 de Georgia Avenue en Silver Spring, según la División de Servicios de Animales de la Policía del Condado de Montgomery.

    La policía fue por primera vez a la casa de Prince, ubicada en North Potomac, el 23 de junio después de recibir una denuncia de un gato en peligro. Un oficial descubrió que el gato no estaba en peligro, pero le preocupaba un fuerte olor a amoniaco, dijo la policía. El agente dejó una nota en la puerta para que Prince los contactara, pero nunca recibió una respuesta. Más tarde, el oficial se puso en contacto con Prince, quien le dijo que tenía ocho gatos en la casa y que ella estaba fuera de la ciudad, según la policía.

    Durante una inspección de bienestar animal realizada el 14 de julio, un oficial encontró condiciones abrumadoramente insalubres e inseguras en la residencia. Prince entonces aceptó entregar sus animales al condado, dijo la policía. Los oficiales retiraron 75 gatos y un conejo de la casa en el transcurso de dos semanas. Los veterinarios descubrieron que todos los animales estaban tan infestados de pulgas que empezaron a perder su pelo debido a los rasguños, dijeron las autoridades.

    La unidad de Servicios Animales dijo que buscó en el apartamento de Prince en Silver Spring el 25 de julio y encontró 50 gatos y dos conejos más con problemas de salud similares. Prince se entregó a las autoridades el lunes y fue acusado de 128 delitos contra la crueldad hacia los animales.

    Ella pagó una fianza de $ 2,500 el mismo día y fue liberada. Servicios animales agregó que las condiciones de los animales han mejorado después de que fueron tratados en las instalaciones del Centro de Adopción y Servicios para Animales del Condado de Montgomery en Derwood, Maryland.