Piden informes sobre abusos a menores migrantes en Virginia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Migrantes dicen haber sido víctimas de maltrato

    Niños inmigrantes en un centro de detención en Virginia dicen que han sido maltratados por los guardias mientras han estado adentro de lo que es una cárcel para jóvenes.

    (Publicado viernes 22 de junio de 2018)

    WASHINGTON (AP) — Los dos senadores demócratas por Virginia pidieron respuestas al gobierno federal el viernes acerca de un centro de detención juvenil donde niños migrantes denunciaron golpizas, aislamiento en celdas y otros abusos.

    Los senadores Mark Warner y Tim Kaine enviaron las preguntas acerca del Centro Juvenil del Valle de Shenandoah a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados. The Associated Press informó el jueves que seis adolescentes latinos, en declaraciones juradas, denunciaron graves abusos sufridos entre 2015 y 2018, bajo las presidencias de Barack Obama y Donald Trump. Los abogados del centro de detención rechazaron todas las denuncias de abusos físicos en declaraciones escritas a la corte.

    Caos en la frontera por separación de familias

    Caos en la frontera por separación de familias

    Las medidas del gobierno confunden mientras más de 2,000 niños siguen detenidos.

    (Publicado viernes 22 de junio de 2018)

    Funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos, del cual depende la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, se negaron a hacer declaraciones cuando se enteraron de las denuncias y a responder si habían tomado alguna medida para determinar la veracidad de dichas denuncias.

    Horas después del informe inicial de AP, el gobernador Ralph Northam, también demócrata, ordenó al secretario de seguridad pública del estado y al Departamento de Justicia de Menores que le garantizaran “la seguridad de cada niño encerrado ahí”.

    Shenandoah es una de tres instalaciones de detención de menores en Estados Unidos que tienen contratos con el gobierno federal para la “colocación segura” de niños migrantes que tuvieron problemas en lugares de encierro menos restrictivos.

    Un promedio de 92 niños migrantes, en su mayoría mexicanos y centroamericanos, pasan por Shenandoah cada año. Aunque la instalación es similar a una prisión, los niños detenidos bajo cargos administrativos no han sido condenados por crimen alguno. 

    Los jóvenes migrantes en Shenandoah dijeron en declaraciones juradas que fueron esposados y golpeados, encerrados durante largos períodos en aislamiento, incluso desnudos en celdas frías de hormigón. Niños de 14 años dijeron que los guardias los desnudaron y los encadenaron a sillas con bolsas sobre la cabeza.