pandillas

Abogado: Gobierno busca pena de muerte para pandillero por fines políticos

“[Sirve] para seguir con sus políticas de inmigración”, dijo el abogado Manuel Leiva sobre la administración de Trump. “Echándole la culpa a la mara para justificar sus políticas estrictas de inmigración.”

Telemundo

El abogado de un pandillero de la MS-13 que podría enfrentar la pena de muerte por su presunta participación en el secuestro y asesinato de dos jóvenes hispanos en Virginia dice que la decisión del gobierno federal de perseguir este castigo tiene una motivación política.

“[Sirve] para seguir con sus políticas de inmigración”, dijo el abogado Manuel Leiva sobre la administración de Trump. “Echándole la culpa a la mara para justificar sus políticas estrictas de inmigración.”

El lunes, trascendió que el Departamento de Justicia tenía intenciones de buscar la pena capital para Elmer Zelaya Martínez, de 27 años, quien es una de las 11 personas acusadas por los asesinatos de Edvin Escobar Méndez, de 17, y de Sergio Arita Triminio, de 14, en el 2016. Sus cuerpos fueron encontrados en Holmes Run Park, en Alexandria, el 3 de marzo de 2017, luego de que las autoridades recibieran una pista.

Todos los acusados son originarios de El Salvador. Pese a que 10 personas fueron vinculadas a los homicidios, los fiscales no prevén solicitar la pena de muerte para ellos.

Los funcionarios judiciales argumentaron que Zelaya Martínez fue uno de los líderes del grupo criminal MS-13 que ayudó a coordinar los asesinatos. Según recogió el diario The Washington Post, Zelaya Martínez fue señalado específicamente por su “substancial planificación y premeditación” del crimen y por su “falta de remordimiento por los actos violentos” cometidos.

Las autoridades creen que Zelaya y otros miembros de la MS-13 mataron a Escobar porque creían que era espía de una pandilla rival, y que Arita Trimillo fue asesinado porque los mareros pensaron que estaba cooperando con la policía.

Si mi cliente o los otros muchachos pierden el caso van a morir en la cárcel, nunca van a dar un pie afuera de la cárcel, entonces hay que preguntarse si la pena de muerte es necesaria”, dijo Leiva.

En varias ocasiones, el presidente Trump ha usado la pandilla MS-13 para justificar sus políticas migratorias de “tolerancia cero” y sus planes para construir un muro fronterizo.

“Lo que estamos esperando es que tengamos un jurado que van a juzgar a mi cliente por lo que se presente en el juicio y no por razones políticas.”

Robert Jenkins, otro de los abogados de Zelaya, señaló a la agencia de noticias AP que, si bien las acusaciones son graves, no son más graves que muchos otros casos en los que no se consideró la pena capital.

“Se ajusta muy bien a la retórica del presidente Trump sobre la inmigración ilegal”, dijo Jenkins.

En julio de 2019, el gobierno federal anunció que retomaría la política de ejecutar a condenados a muerte por delitos federales, por primera vez desde el 2003. Un juez federal bloqueó la medida en noviembre.

La última vez que los fiscales en el Distrito Este de Virginia solicitaron la pena de muerte fue en 2012.

Contáctanos