prince george's

Administran dosis expiradas de vacuna contra COVID-19 a 70 niños en Prince George’s

Las dosis expiradas no suponen algún riesgo para la salud, pero sí tienen menos capacidad de estimular las defensas contra COVID-19, indicó el departamento. 

El Departamento de Salud del condado Prince George’s informó este jueves que unos 70 niños de entre 5 y 11 años que se vacunaron contra COVID-19 el 26 de noviembre en la clínica localizada en el County’s Sports and Learning Complex recibieron dosis expiradas, luego de que trabajadores médicos almacenaran inoculaciones caducadas con inmunizaciones viables. 

Las dosis expiradas no suponen algún riesgo para la salud, pero sí tienen menos capacidad de estimular las defensas contra COVID-19, indicó el departamento. 

Los padres de los menores afectados han sido notificados, dijo el departamento en un comunicado. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el Departamento de Salud de Maryland y Pfizer recomendaron que los niños recibieran una dosis de reemplazo para garantizar así que tengan protección contra el virus.  

“Lamentamos profundamente este error y nos disculpamos por la preocupación e inconveniencia que esto ha causado a las familias”, dijo Dr. George L. Askew, el jefe administrativo asistente de Salud, Servicios Humanos y Educación. 

“Como pediatra, quiero asegurarle a los padres que el recibir una vacuna expirada de COVID-19 o recibir una dosis de reemplazo no pone en peligro la salud de tu hijo. Una dosis expirada puede no proveer la protección máxima que estas vacunas suelen dar y es por eso que el condado hizo arreglos para que cada uno de estos niños se vuelva a vacunar.”

La agencia estará habilitando clínicas privadas para las familias afectadas el domingo 5 de diciembre y el sábado 11 de diciembre de 10 a.m. a 2 p.m. en Cheverly Health Center, localizado en 3003 Hospital Drive Cheverly. 

El Dr. Ernest Carter, jefe del departamento de salud del condado, afirmó que HealthCare Dynamics International, el representante que administra las vacunas en el Sports and Learning Complex, ha recibido nuevo entrenamiento sobre el almacenamiento de la vacuna y los protocolos de administración. Asimismo, se han tomado “acciones correctivas” para prevenir que un incidente así se repita. 

La FDA no ha hecho ningún comentario sobre la solicitud.

El departamento explicó que el condado recibió el 19 de noviembre una transferencia de 300 dosis pediátricas de Pfizer. 

HealthCare Dynamics logró administrar todas menos 70 dosis antes de la fecha de expiración. Sin embargo, esta docena de dosis restantes no fueron desechadas, el cual es el protocolo, y fueron guardadas por error en un refrigerador, junto a las vacunas viables.