Gretchen Whitmer

Agente del FBI: grupo paramilitar antigobierno consideró secuestrar al gobernador de Virginia

“Discutieron posibles objetivos, eligiendo un gobernador en funciones, específicamente asuntos referentes a los gobernadores de Michigan y Virginia basados ​​en sus órdenes de cierre”, dijo.

Telemundo

Miembros de un grupo paramilitar antigobierno habrían discutido secuestrar al gobernador de Virginia en junio durante un evento en Ohio, según declaró un agente del FBI en una audiencia el martes en Michigan.

El agente especial Richard Trask formó parte de la investigación que terminó con el arresto de seis hombres acusados de planear el secuestro de la gobernadora de Michigan, la demócrata Gretchen Whitmer. Otras siete personas enfrentan cargos de terrorismo.

Trask no mencionó a Ralph Northam en el testimonio que rindió en Grand Rapids y dijo que miembros del mencionado grupo, de varios estados del país, habrían estado en la reunión.

Local

Últimas noticias de Washington D.C., el norte de Virginia y Maryland

Varios heridos tras tiroteo en Waldorf

Últimos esfuerzos para impulsar el voto latino

“Discutieron posibles objetivos, eligiendo un gobernador en funciones, específicamente asuntos referentes a los gobernadores de Michigan y Virginia basados ​​en sus órdenes de cierre”, dijo Trask. Aseveró que los presentes en la reunión estaba descontentos con la respuesta de los gobernadores a la pandemia de coronavirus.

Trask no ahondó en la planificación adicional dirigida a Northam.

La reunión de junio fue parte de una investigación del FBI de varios grupos antigubernamentales, lo que llevó al sorprendente anuncio de la semana pasada de que seis hombres habían sido arrestados por un presunto complot para secuestrar a Whitmer.

La audiencia judicial del martes fue para revisar la evidencia de los investigadores contra Adam Fox, Ty Garbin, Kaleb Franks, Daniel Harris y Brandon Caserta y si deberían ser detenidos antes del juicio. Todos son todos residentes de Michigan.

Un sexto hombre, Barry Croft, permanece detenido en Delaware.

El FBI utilizó fuentes confidenciales, agentes encubiertos y grabaciones clandestinas para frustrar el supuesto plan de secuestro y se supo que algunos acusados ​​habían vigilado de forma planificada la casa de vacaciones de la gobernadora demócrata en el norte de Michigan en agosto y septiembre, según una denuncia penal.

Los hombres estaban tratando de tomar represalias contra Whitmer debido a su "poder ilimitado" en medio de la pandemia de coronavirus, dijeron las autoridades e indicaron que cuatro de los hombres han planeado reunirse la semana pasada para pagar explosivos e intercambiar equipo táctico.

Whitmer, quien fue considerada compañera de fórmula de Joe Biden y está casi a la mitad de un mandato de cuatro años, ha sido ampliamente elogiada por su respuesta al brote del virus, pero también ha sido duramente criticada por legisladores republicanos y personas en áreas conservadoras del estado. El Capitolio estatal ha sido escenario de muchas manifestaciones, incluidas algunas con manifestantes armados que pedían su destitución.

Whitmer impuso importantes restricciones severas a los ciudadanos y las actividades económicas, aunque muchos de esos límites se han levantado desde la primavera.

Adam Fox, quien fue descrito como uno de los líderes, vivía en el sótano de una tienda de aspiradoras en Grand Rapids. El propietario dijo que Fox se oponía a usar una máscara durante la pandemia y que guardaba armas de fuego y municiones en la tienda. Los acusados ​​podrían enfrentar cadena perpetua si son declarados culpables.

Otros siete vinculados a un grupo paramilitar llamado Wolverine Watchmen fueron acusados ​​en un tribunal estatal por supuestamente intentar asaltar el Capitolio de Michigan y proporcionar apoyo material para actos terroristas buscando propiciar una "guerra civil".

La investigación continúa.

Contáctanos