Virginia

Amazon anuncia inversión millonaria para centros de datos en el norte de Virginia

Los centros de datos albergan los servidores informáticos y el hardware necesarios para admitir el uso moderno de Internet.

ALEXANDRIA, Virginia — Amazon Web Services planea invertir $35,000 millones en nuevos centros de datos en Virginia como parte de un acuerdo con el estado, anunció el viernes el gobernador Glenn Youngkin.

Millones de dólares en incentivos para cerrar el trato aún requieren la aprobación legislativa, pero los líderes de la Asamblea General de ambos partidos expresaron su apoyo en un comunicado de prensa emitido por la oficina de Youngkin.

Aún así, los centros de datos se han convertido en un tema políticamente volátil, particularmente en el norte de Virginia, donde las estructuras son cada vez más comunes y donde los vecinos expresan preocupaciones por el ruido y el medio ambiente.

Los centros de datos albergan los servidores informáticos y el hardware necesarios para admitir el uso moderno de Internet, y la demanda sigue aumentando. Pero los centros de datos requieren ventiladores de alta potencia y una gran capacidad de refrigeración que pueden generar ruido. También consumen enormes cantidades de electricidad que pueden requerir la construcción de líneas de transmisión de alto voltaje para apoyarlos.

Los proyectos de ley propuestos en la legislatura este año aumentarían la regulación de dónde podrían ubicarse los centros.

La oficina del gobernador informó que las ubicaciones de los centros de datos, que se construirán para 2040, se determinarán en una fecha posterior. Sin embargo, las empresas de tecnología prefieren el norte de Virginia porque está cerca de la columna vertebral histórica de Internet, y la proximidad a esos puntos de conexión brinda nanosegundos de ventaja que son importantes para las empresas de tecnología que dependen de los servidores para respaldar transacciones financieras, tecnología de juegos así como aplicaciones sensibles.

Bill Wright, un residente del condado de Prince William que se opuso a una expansión, señaló que el anuncio del viernes muestra que “la influencia del dinero de la gran tecnología se ha vuelto intoxicante para nuestros políticos”.

El vecino del área también reiteró que no se opone a los centros de datos en sí mismos y espera que el estado los coloque en áreas que no dañen el medio ambiente y en áreas rurales donde se necesitan puestos de trabajo. No obstante, expresó su escepticismo de que el estado esté dispuesto a enfrentarse a las empresas tecnológicas que quieren los centros en el norte de Virginia.

“Virginia del Norte está siendo abrumada por estas cosas”, opinó Wright. “También podemos comenzar a llamarnos el commonwealth de Amazon”.

Por su parte, Suzanne Clark, portavoz de la Asociación de Desarrollo Económico de Virginia, expresó que Amazon Web Services está explorando varias ubicaciones de sitios "en colaboración con la Commonwealth", pero no especificó ningún sitio.

El norte de Virginia ha sido un centro tecnológico desde la formación de Internet y ahora alberga más centros de datos que los siguientes cinco mercados más grandes de EEUU combinados, según el Consejo de Tecnología del Norte de Virginia. También han demostrado ser una fuente de ingresos para los gobiernos locales que los adoptan: los centros de datos ahora proporcionan más del 30% del presupuesto del fondo general del condado de Loudoun, un suburbio de la capital de la nación con más de 400,000 residentes.

Otra oponente del centro de datos, Elena Schlossberg, de la Coalición para Proteger el Condado de Prince William, expresó su consternación porque Youngkin se sintió envalentonado para anunciar un acuerdo de centro de datos en un año en que los funcionarios estatales y locales están todos en la boleta electoral en Virginia, y como la preocupación de la comunidad por los centros de datos están creciendo.

“Es alucinante que él no vea que las comunidades se están uniendo” en oposición a los centros de datos, afirmó.

En un tuit, la portavoz de Youngkin, Macaulay Porter, sostuvo que $35,000 millones representan la mayor inversión de capital en la historia de Virginia. En términos de empleos, la oficina del gobernador informó que se espera generar más de 1,000 empleos en todo el estado. Un cambio en comparación con los 25,000 empleos asociados con la decisión de Amazon en 2018 de construir una segunda sede en el condado de Arlington.

El acuerdo exige que Amazon reciba incentivos de un nuevo programa de incentivos para megacentros de datos, así como una subvención de hasta $140 millones para mejoras en el sitio de desarrollo de la fuerza laboral y otros costos. Ambos requerirán aprobación legislativa.

El monto exacto de la subvención en virtud del programa de incentivos dependerá de cuántos puestos de trabajo se creen, de acuerdo con la legislación habilitadora que está considerando la Asamblea General. También incluirá exenciones temporales de un impuesto sobre las ventas y el uso aplicado a los centros de datos en Virginia.

El senador estatal Chap Petersen, demócrata de Fairfax, está patrocinando una legislación que restringiría la ubicación de centros de datos cerca de recursos naturales o históricos. Petersen dijo que Virginia corre el riesgo de verse abrumada por los centros de datos si no se implementan protecciones.

“En mi opinión, los centros de datos son ganancias financieras a corto plazo con consecuencias ambientales a largo plazo. Los edificios industriales sin trabajadores reales no son la economía del futuro”, precisó. “De hecho, es posible que estén obsoletos en una década. Mientras tanto, estamos perdiendo valiosas tierras de cultivo y sitios históricos”.

Un portavoz de Amazon Web Services se negó a comentar sobre el registro de cuántos centros de datos están planificados y las preferencias de Amazon sobre dónde ubicarlos.

Contáctanos