Washington DC

Autoridades de DC culpan a “agitadores externos” por violencia en protestas

Las autoridades arrestaron a unas 69 personas y al menos 10 agentes resultaron heridas en los últimos cuatro días de manifestaciones.

dc protest aug 30 2020 dc police

La alcaldesa de D.C. y el jefe de la Policía Metropolitana responsabilizaron este lunes a “agitadores externos” por la violencia que se desató en los últimos días en protestas en la capital estadounidense. Un grupo de individuos lanzó fuegos artificiales contra los oficiales de la policía, apuntó láseres en sus ojos y hasta tiró globos llenos de orina.

Las autoridades arrestaron unas 69 personas y al menos 10 agentes resultaron heridas en los últimos cuatro días de manifestaciones.

La alcaldesa Muriel Bowser y el jefe de la Policía Pete Newsham dijeron una conferencia de prensa el lunes que la ciudad no toleraría violencia en sus calles. Hicieron una distinción entre las miles de personas que participaron en las protestas a favor de la justicia racial en la capital en los meses desde la muerte de George Floyd y aquellos “forasteros” que destruyen propiedad y atacan a los uniformados.

“Estamos viendo un cambio en quien está involucrado y un cambio en los tipos de tácticas usadas”, dijo Bowser.

Aproximadamente e; 70% de las personas arrestadas recientemente en las protestas no son residentes de D.C., precisó Newsham. Una investigación está en curso sobre quién está organizando y financiando a los “agitadores”. Las autoridades locales han estado en contacto con las agencias del orden federales, dijo el jefe de la Policía.

“Estamos haciendo todo lo que podemos para conocer todos los detalles”, agregó Newsham.

En uno de los incidentes, registrado después de la medianoche del domingo, alguien en una furgoneta condujo por la intersección de las calles 16th y K NW, muy cerca de la plaza Black Lives Matter, donde había más de 100 personas.

La policía de D.C. tiene “información que sugiere” que ese mismo vehículo estuvo en protestas en Portland y Kenosha, indicó Newsham. La furgoneta está registrada en el estado de Washington.

Desde el jueves, unas 69 personas han sido arrestadas y 10 agentes de la policía han resultado heridos.  El viernes, día de la Marcha del Compromiso, fue pacifico y no hubo aprehensiones esa tarde o noche.

Un oficial terminó con la nariz rota durante los enfrentamientos. Otros sufrieron lesiones en los ojos tras ser apuntados con láseres. Varias patrullas policiales fueron dañadas. Un grupo de manifestantes tiró vidrios, ladrillos, prendió pequeños incendios y vandalizó propiedad.

En un tweet el domingo, el presidente Donald Trump dijo que la alcaldesa de D.C. “debería arrestar a estos agitadores y malandros”.

“Limpia a D.C. o el gobierno federal lo hará por ti. Suficiente!!!”, escribió.

Bowser respondió el lunes diciendo que aunque Trump “se considere el Sr. Ley y Orden”, los fiscales federales no están procesando a los agitadores. Ella y el jefe de la policía hicieron referencia a la acumulación de casos de delitos penales en la Oficina del Fiscal General.

“Nuestros oficiales hacen el trabajo duro de llevar a cabo los arrestos. Tus fiscales tienen el trabajo duro de proseguir con esos casos”, dijo Bowser, quien dijo además que temía que el país estaba “descendiendo en una guerra racial.” Pidió a los ciudadanos que “aplacaran la retórica de negro contra blanco” y dijo que el trabajo del presidente era “unirnos, no dividirnos”.

Newsham rechazó la noción entre algunos manifestantes de que los oficiales los tenían como blanco.

“Aquellos que estén tratando de pintar la imagen de que esto fue de alguna manera pacífico y que la policía usó municiones indiscriminadamente contra ellos, no están siendo honestos”, dijo.

Sin embargo, la alcaldesa señaló que a veces puede ser “difícil distinguir” entre los participantes que son violentos y aquellos que no lo son.

Bowser dijo que estaba dispuesta a imponer un toque de queda en la ciudad de considerarlo necesario.

Adicionalmente, el jefe tildó de “aberrante” el video donde se ve a unos manifestantes hostigando a unas personas que estaban comiendo afuera de unos restaurantes.

Contáctanos