río Potomac

Bomberos realizan entrenamientos de rescate y advierten no nadar en el río Potomac

Aunque una persona sepa nadar muy bien, debe tomar en cuenta que los bomberos que tienen años de entrenamiento necesitan un salvavidas y un casco para realizar los rescates en aguas como las del Potomac. 

Telemundo

Los bomberos del condado Montgomery realizaron el martes sus entrenamientos de rescate acuático ya que se acerca la temporada cuando la comunidad busca refrescarse donde tengan la oportunidad. 

Sin embargo, las autoridades advierten que está prohibido nadar en el río Potomac, porque debajo de esas aguas se esconden corrientes traicioneras y vegetación que cada año cobran vidas. Esta temporada, al menos dos personas se han ahogado en el río.  

Por eso durante los entrenamientos, los bomberos cubrieron estrategias de alto riesgo que necesitan mucho personal para lograr un rescate exitoso. Se trata de una lucha contra el reloj, porque una vez que la víctima está en el agua, tienen solo minutos para sacarla con vida. 

“Este es el entrenamiento más difícil porque el agua se mueve muy rápido aquí, y tienes que tener mucha fuerza para pelear con esta agua”, dijo Alejandro Zea, del equipo de rescate acuático, durante los simulacros en una zona del Potomac llamada Little Falls en Glenn Echo.

Los bomberos de la unidad saben que se acerca la época más difícil del año.   

“Cuando se pone un poco más caliente afuera, siempre tenemos gente que quiere nadar en el río”, dijo Zea. 

Anualmente el departamento recibe más de 120 llamadas de emergencia por ahogamientos, y muchas de las víctimas son hispanos. 

Aunque una persona sepa nadar muy bien, debe tomar en cuenta que los bomberos que tienen años de entrenamiento necesitan un salvavidas y un casco para realizar los rescates en aguas como las del Potomac. 

El equipo mostró cómo hacen para llegar a alguien atrapado al otro lado del río. También nadó contra la corriente con y sin cuerdas de seguridad para luego practicar cómo atrapar a una víctima que va río abajo.

Zea explicó durante la práctica que “este tipo de rescate va a tomar a lo mínimo 10 personas”. 

Las situaciones de alto riesgo para las que se preparan exigen un gran esfuerzo.

“Necesitamos barcos, necesitamos los [camiones] para entrar a esta parte del parque, y de ahí va a ser muy difícil agarrar a alguien en un tiempo muy rápido”, dijo Zea. "Por eso se pone mucho más peligroso porque ya cuando nosotros estamos aquí ya han pasado como 15 o 20 minutos".

Ese tiempo es crucial si se considera que en el peor de los casos, una persona puede ahogarse en 60 segundos. 

“Debajo de la corriente hay muchas piedras, hay mucho bosque y también la corriente de abajo es mucho más rápida que lo que ves”, continuó Zea. 

Por eso el mensaje esta temporada es sencillo: está prohibido nadar en el río Potomac.

“Es muy importante mirar y leer los avisos que tenemos”, recalcó Zea. 

Todos los avisos de los parques y alrededores del río están en inglés y español. Recuerda: es preferible nadar en piscinas o incluso en la playa, y usar salvavidas.

Contáctanos