Cientos exigen solución ante alarmante cifra de desaparecidos

MÉXICO - Sus voces representaron las de las miles de familias que sufren el mismo dolor, en este viernes en el que se conmemora el Día Internacional contra las Desapariciones Forzadas.

Con el corazón desgarrado, recorrieron las calles y se plantaron frente a las oficinas del presidente Andrés Manuel López Obrador para exigirle que encuentren a sus seres queridos.

"Hemos ido a la fiscalía, a varias partes y nos dan largas y largas", lamenta Victoria Esquivel, quien busca a su nieto.

Esquivel se unió a las protestas, porque dice que está desesperada. Hace dos años no sabe nada de su nieto, quien desapareció en Matamoros, en el estado de Tamaulipas, cuando viajaba con el sueño de cruzar la frontera.

Local

Últimas noticias de Washington D.C., el norte de Virginia y Maryland

Preocupa aumento de casos de coronavirus en Virginia

Montgomery anticipa que estudiantes regresarán a planteles en fases

"Voy a seguir hasta adelante, hasta que yo lo localice, y le pido a Dios que me dé fuerza y fortaleza para seguir buscándolo", asegura Esquivel.

Y lo mismo piensan las mamás y papás que extrañan a lo más valioso de su vida, las esposas que no olvidan a sus compañeros y todas aquellas personas que se han sumado a esta lucha porque saben que como están las cosas, mañana, los ausentes podrían ser ellos.

Las manifestaciones se replicaron de manera simultánea en por lo menos 10 estados del país, sobre todo en aquellas entidades que ocupan los primeros lugares en el índice de desapariciones.

El gobierno mexicano ha confirmado una cifra de más de 40,000 desaparecidos, pero estos son solo los casos formalmente denunciados, porque la cifra negra en este delito es tan grande como la falta de resultados.

"Hay que enfrentar los problemas de impunidad, hay que enfrentar, por supuesto, las trabas burocráticas, el rezago enorme que hay en materia de identificación forense", admite Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos en la secretaría de Gobernación.

Trinidad Núñez sabe de ese calvario, durante años buscó a su hijo, y hace un mes le dijeron que siempre estuvo en el forense en calidad de desconocido.

"Queremos justicia y que se arregle esto para que nos les pase a las demás mamás que están sufriendo", expresa Núñez.

Por eso sigue caminando junto a ellos y rogando porque un milagro detenga el creciente número de desaparecidos.

Contáctanos