Virginia

Familia denuncia estar preocupada tras liberación del sospechoso de asesinar a hondureño en Annandale

El sospechoso inicialmente había sido arrestado, acusado de asesinato y llevado a prisión hasta su primera comparecencia ante el tribunal esta semana.

Telemundo

La familia de un joven que fue apuñalado mortalmente hace dos semanas en Annandele afirma estar en peligro luego de un juez fallara a favor de poner en libertad bajo fianza al sospechoso de 14 años.

El hermano de la víctima, Isidro Castañeda, habló en exclusiva con Telemundo 44 y afirmó estar aterrorizado y furioso.

"Eso no deberían haberlo hecho tan pronto porque no hace ni ocho días a penas de que mata a mi carnal y ya anda suelto como si nada hubiese hecho, eso no debería de ser así”, acotó.

Una fiesta de cumpleaños terminó en un apuñalamiento el 13 de enero que cobró la vida Paulo Castañeda, de 17 años.

Isidro aseguró que ambos celebraron un cumpleaños en el 4200 de Wadsworth Court en Annandale, agregando que cuando su hermano salió del edificio, el sospechoso le atacó a puñaladas.

El menor posteriormente fue arrestado, acusado de asesinato y llevado a prisión hasta su primera comparecencia ante el tribunal esta semana. Como resultado, fue puesto en libertad bajo fianza y se le ordenó usar un monitor de tobillo.

Una disputa entre adolescentes terminó con un joven hondureño de 17 años fallecido tras recibir varias puñaladas. Las autoridades creen que otro muchacho de 14 años habría iniciado el ataque en Annandale. Ahora la familia de la víctima pide justicia.

Por su parte la Fiscalía del Condado Fairfax informó que los fiscales pidieron al magistrado que mantuviera al sospechoso en la cárcel hasta el juicio, pero el juez lo liberó con el monitor de tobillo el martes.

"Ellos sabiendo que el (sospechoso) vive cerquita de donde yo (vivo), lo dejan libre y todavía tienen el… de decirme que no me acerque a él", expresó Isidro.

Hasta el juicio, el menor se encuentra nuevamente en el mismo vecindario que el hermano de la víctima. Isidro agregó que las autoridades le dijeron que “era posible que me encontrara con el sospechoso en mi comunidad esa misma tarde. Me enojé bastante porque nadie quiere ver al sospechoso del asesinato de su hermano”.

Los fiscales dijeron que liberar al sospechoso con el monitor de tobillo es su mejor oportunidad para obtener una condena en este caso debido a la ley de Virginia. Explicaron que para mantener a cualquier menor sospechoso en la cárcel, debe ir a juicio en un plazo de 21 días.

Además, los fiscales anticiparon que no es tiempo suficiente para obtener un informe de la autopsia, mientras la policía del condado Fairfax afirmó que todavía están investigando en busca de otras pruebas.

En una declaración a Telemundo 44, una portavoz de la oficina del fiscal del Commonwealth dijo: “Según la ley de Virginia, los menores detenidos deben tener un juicio dentro de los 21 días. En este caso, la autopsia y demás pruebas necesarias para ir a juicio no estarán disponibles dentro de ese plazo; por lo tanto, los fiscales coincidieron en que la libertad supervisada era el curso de acción apropiado. Debido al hecho de que el acusado en este caso es un menor de edad, no podemos hacer más comentarios en este momento".

El hermano finalizó diciendo: “Si pasa algo, no será culpa mía. Será culpa de ellos”.

Contáctanos