Joven estudiante inventa producto antifuego

El líquido creado por Víctor Reynoso es una esperanza en incendios.

En medio de la oscuridad, una luz surgió para evitar que el fuego se convierta en desgracia y muerte.

Por ello, Víctor Reynoso ha pasado horas en el laboratorio, mezclando e investigando hasta que encontró cómo salvarle la vida a quienes sin poder evitarlo, son envueltos por las llamas. 

"Es un líquido que ustedes pueden aplicar en cualquier tipo de material como el cartón, el plástico, la madera, los árboles de navidad", dice Reynoso, un estudiante de Química.

Local

Últimas noticias de Washington D.C., el norte de Virginia y Maryland

Varios heridos tras tiroteo en Waldorf

Últimos esfuerzos para impulsar el voto latino

La sustancia perfeccionada tras años de trabajo es económica y muy eficiente, como él mismo lo demuestra con esta muñeca: al acercar el encendedor al vestido de papel solo se pone negro, pero la lumbre no se extiende. 

"Evita la combustión, evita que esta reacción química siga sucediendo, es una reacción en cadena, entonces este retardante entra ahí para cortar esta reacción", explica. 

El invento del joven estudiante fue impulsado por la nobleza de su corazón porque a los 10 años sufrió al ver por la televisón como 49 niños murieron al incendiarse su guardería, la ABC, ubicada en Hermosillo, Sonora 

"Tenía una pequeña prima y la verdad me daba mucho miedo saber que le podía pasar algo similar a ella", comparte. 

Y aceleró su trabajo una y otra vez al sentir de cerca el peligro, porque vive a unas cuantas millas de Tultepec, el municipio donde la elaboración de pirotecnia ha dejado en diversas explosiones a decenas de víctimas, muertos, huérfanos y mutilados. 

Con los descubrimientos hechos por este estudiante, los extinguidores llegarían a su fecha de caducidad sin ser usados porque además del líquido retardante creó una pintura que al aplicarla en las paredes evita que atraigan el fuego. 

En esta guardería del Estado de México ya usan ambas opciones porque ante lo impredecible prefieren no arriesgar a sus niños. 

"Es muy buen método de protección y sobre todo la aplicación", asegura Verónica Gallardo, maestra en la guardería. 

Lo mejor es que garantiza que puede salvar vidas, una vez que se desata el infierno.

Contáctanos