Kaine vence a Stewart y es reelegido al Senado por Virginia

El senador de Virginia, Tim Kaine, derrotó al candidato del Partido Republicano Corey Stewart en las elecciones de medio término, asegurádo un segundo mandato en el Congreso. 

Kaine, quien se ha desempeñado anteriormente como gobernador, vicegobernador, alcalde de Richmond y candidato a la vicepresidencia de la república, competía por el escaño contra Stewart, un favorito del presidente Donald Trump caracterizado por sus políticas conservadoras.

Su campaña, que promovía una “Virginia para Todos”, hizo hincapié en su apoyo a la financiación militar, el servicio a veteranos, acceso a la salud, iniciativas de educación y apoyo a minorías e inmigrantes.

Local

Últimas noticias de Washington D.C., el norte de Virginia y Maryland

Cómo ganar empanadas gratis por un año

El dúo dinámico de Dominicana en los Nacionales

Stewart, quien se encuentra actualmente en su cuarto mandato como Presidente de la Junta de Supervisores del Condado de Prince William, basó su campaña en el respaldo a políticas que protegieran la segunda enmienda, resguardaran la frontera y tuvieran una mano dura contra la inmigración ilegal, esta última siendo un tema que ha caracterizado su gestión en Prince William. Una de sus primeras órdenes como líder de la Junta de Supervisores fue aprobar una resolución diseñada para purgar al condado de inmigrantes indocumentados.

Durante su último debate, celebrado el 2 de octubre, los candidatos intercambiaron acusaciones de hipocresía y mala fe, ya que la discusión se centró en gran medida en las denuncias de conducta sexual indebida contra el ahora juez de la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, que en ese entonces era candidato, y algunos miembros del Congreso.

Los contendientes trataron de señalar los fuertes contrastes entre sí.

Kaine dijo que representaba una candidatura optimista y progresista que la mayoría de los virginianos favorecían, mientras que Stewart traficaba con una retórica enojada y divisoria para obtener una victoria. Stewart se presentó a sí mismo como un firme partidario de Trump y desestimó a Kaine como un político que no hacía nada y que todavía estaba amargado por su experiencia como compañero de fórmula de Clinton.

Contáctanos