Pandillero se declara culpable de asesinato de joven hispana en Riverdale

El cuerpo de Ariana Funes-Díaz fue hallado en estado de descomposición en un arroyo de Riverdale en mayo.

What to Know

  • Josué Fuentes-Ponce, uno de los cuatro sospechosos por el asesinato de Ariana Funes-Díaz de 14 años, se ha declarado culpable.
  • El pandillero confesó que temían que la víctima alertaría a las autoridades sobre un crimen que cometieron juntos en abril.
  • Fuentes-Ponce, de 17 años, enfrenta una sentencia de 50 años en prisión.

UPPER MARLBORO - Un pandillero de la MS-13 de 17 años se declaró culpable este miércoles de participar en el brutal asesinato de una joven hispana de 14 años en Riverdale, Maryland.

El acusado, Josué Fuentes-Ponce, aceptó su culpabilidad y dijo en corte que miembros de la pandilla MS-13 querían callar a Ariana Funes-Díaz porque esta planeaba denunciarlos a las autoridades por un robo que cometieron previamente.

“No es justo, huir tan lejos por tanto vago pandillero que anda”, dijo entre lágrimas Karen, la abuela de la víctima afuera de la corte. “Agarré como un rencor, un odio, porque la niña no debió morir así, solo por querer hablar.”

Local

Últimas noticias de Washington D.C., el norte de Virginia y Maryland

Línea de Ayuda: Regístrate para Votar

Estremecedor: Compra casa en Maryland y halla cuerpo de antigua residente

El cuerpo de Funes-Díaz fue hallado en estado de descomposición en un arroyo el 15 de mayo y registraba heridas producto de golpes con un bate y de un ataque con machete. La menor había sido reportada como desaparecida en abril, informó la Policía días después de descubrir su cadáver.

Unos cuatro jóvenes han sido detenidos en conexión con el homicidio. Fuentes-Ponce, Joel Escobar, de 17, y Cynthia Hernández-Nucamendi, de 14, fueron procesados poco después del hallazgo por asesinato en primer grado y otros delitos relacionados. El 7 de junio, Edwin Ríos, de 18, fue aprehendido como cuarto sospechoso.

Una investigación preliminar indica que, el 18 de abril, los cuatro sospechosos y la víctima fueron juntos a un complejo de apartamentos en la cuadra 3600 de 64th Avenue, y luego a un área boscosa cercana, donde Funes-Díaz fue ultimada.

Fuentes-Ponce llegó este miércoles a un acuerdo con la fiscalía del condado Prince George’s. El menor enfrenta hasta 50 años en prisión en lugar de cadena perpetua.

“La verdad me dolió, porque no es justo 50 años”, dijo Karen. “Tiene que ser cadena perpetua, no merece estar libre”.

En mayo, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) indicó que Fuentes-Ponce y Escobar estaban en el país sin la documentación adecuada y habían sido aprehendidos por la Policía del condado Prince George's bajo cargos de intento de asesinato en primer grado y segundo grado y participación en actividad de pandillas, y luego liberados, en el 2017.

Fuentes-Ponce, Escobar Y Ríos están siendo juzgados como adultos. Hernández, enfrenta los cargos como menor de edad y la fiscalía espera que acepte un acuerdo de culpabilidad.

La sentencia de Fuentes está pautada para el 13 de enero. Los juicios de los otros jóvenes empezarán en diciembre.

Contáctanos