Mujer que hizo gesto obsceno a Trump demanda a exempleador

Juli Briskman estaba montando su bicicleta en el norte de Virginia el año pasado cuando la caravana de Trump pasó junto a ella.

Una mujer despedida de su trabajo por haber levantado el dedo del medio de su mano cuando pasaba la caravana del presidente Donald Trump presentó una demanda contra su exempleador.

Juli Briskman estaba montando su bicicleta en el norte de Virginia el año pasado cuando la caravana de Trump pasó junto a ella. Una foto que se hizo viral rápidamente muestra que levantó el dedo medio de su mano izquierda desafiantemente.

La cara de Briskman no se ve en la foto, pero le dijo a sus jefes en la empresa Akima LLC de Herndon, Virginia, que era ella, informó el Washington Post.

La firma contratista del gobierno la despidió de inmediato, según Briskman.

Ella anunció en Twitter el miércoles que estaba demandando a la compañía "porque lo que me sucedió era ilegal y antiamericano".

"Espero ganar mi caso y ganar para mí, en este caso, es una victoria para Democracia", escribió en Twitter.

La demanda de Briskman alega que su despido violó su derecho a la libertad de expresión, establecido en la Primera Enmienda, y que además infringe la ley laboral de Virginia que un contratista del gobierno despida a un empleado por temor a represalias ilegales del gobierno.

"La 'captura autocrática' del sector privado amenaza los derechos de libertad de expresión y la seguridad financiera de quienes hablan abiertamente", dice la demanda.

Contáctanos