Virginia

Creen que pareja de Virginia secuestrada en Granada murió tras ser arrojada por la borda

NBC Washington

Se presume que dos estadounidenses murieron después de desaparecer de su yate en Granada, dejando tras de sí evidencia de una lucha sangrienta, dijo el lunes la policía de la cercana San Vicente y las Granadinas.

Si bien los seres queridos de Kathy Brandel y Ralph Hendry tienen la esperanza de que los jubilados y entusiastas de la navegación aún puedan aparecer con vida, el superintendente de la policía de San Vicente y las Granadinas, Junior Simmons, ofreció una evaluación más sombría.

"Con base en la investigación hasta el momento, se presume que Ralph Hendry y Kathy Brandel han fallecido", dijo Simmons en una declaración en video el lunes por la tarde.

Horas antes, la policía de Granada dijo que todavía había esperanzas de encontrar a la pareja.

Pero el comisionado de la Policía Real de Granada, Don McKenzie, también dijo que ofrece “condolencias” a la familia de los dos navegantes estadounidenses, que muy probablemente fueron “tirados” en el mar por prisioneros fugitivos. McKenzie dijo que existe una "baja probabilidad" de que Brandel y Henry estén vivos.

¿Qué se sabe de la desaparición?

Tres delincuentes acusados escaparon de la cárcel el 18 de febrero antes de "capturar" el barco de la pareja, llamado Simplicity, y dirigirse hacia el norte, dijo McKenzie. La policía ha dicho que los fugitivos abordaron el barco mientras estaba atracado en el área de St. George en Granada.

"Se dirigieron a San Vicente y las Granadinas. La información sugiere que mientras viajaban entre Granada y San Vicente, se deshicieron de los ocupantes", dijo McKenzie a los periodistas.

Cuando se le preguntó si los investigadores tienen una idea de dónde podrían estar los estadounidenses "desaparecidos", McKenzie dijo rotundamente: "No".

Vender artículos en línea es normal, pero una transacción tomó un giró violento en DC. Un hombre que supuestamente estaba vendiendo unos zapatos terminó siendo secuestrado y robado.

"No tenemos nada concluyente para decir que los individuos estén muertos", añadió. "Todavía tenemos la esperanza de que, a pesar de lo que podría ser una baja probabilidad, aparecerán vivos en alguna parte, que estén vivos".

Simmons en San Vicente y las Granadinas dejó pocas dudas sobre su opinión en la investigación “sobre la desaparición y presunta muerte de dos ciudadanos estadounidenses”.

Familiares reaccionan

En una entrevista transmitida el lunes en NBC Nightly News, Rob Maher, un amigo de la pareja que actuó como su contacto de emergencia, dijo que la situación era “como una mala película de Hollywood”.

“Es difícil pensar en sus últimos momentos con la idea de que podrían haber sido arrojados vivos por la borda. Es difícil concebir eso para una amiga”, añadió.

Los hijos de la pareja calificaron la desaparición de la pareja como "el más raro de los raros sucesos".

El hijo de Brandel, Nick Buro, y el hijo de Hendry, Bryan Hendry, dijeron a NBC Washington que se enteraron por primera vez de que la pareja estaba desaparecida después de que funcionarios consulares de Estados Unidos en Barbados los contactaron.

Un buen samaritano que encontró el barco abandonado de la pareja se puso en contacto con la Asociación de Navegación Salty Dawg, cuya bandera ondeaba en el mástil, y la noticia llegó a los dos hijos también.

Dijeron que les contaron que la pareja desapareció después de que tres hombres escaparon de la custodia policial el 18 de febrero y abordaron su barco en Granada al día siguiente, dijo Buro.

Buro dijo que les dijeron que "tuvo lugar un altercado de violencia" en el barco, y añadió que había pruebas de la violencia y que las posesiones de la pareja estaban "esparcidas por todos lados". También habían robado artículos.

Buro cree que su madre y su padrastro aún podrían estar vivos.

"Aún pensamos que existe la posibilidad de que estén ahí afuera", dijo. Debido a que la investigación continúa y la policía de San Vicente y las Granadinas "detuvo rápidamente a los sospechosos y está buscando", hay esperanza.

"Todavía esperamos que estén bien y que podamos traerlos de regreso", dijo Buro.

Dijo que toda la situación "es algo completamente inesperado" y que están tratando de entender el "acto de violencia sin sentido contra dos personas que apenas estaban viviendo sus vidas en su casa".

Buro dijo que la pareja trabajó duro en su sueño y se habían convertido en marineros experimentados. La simplicidad “era su hogar”, dijo.

Reportan una escena de violencia

La escena en el barco de la pareja era "consistente con signos de violencia", dijo Simmons en San Vicente y las Granadinas.

"Varios objetos estaban esparcidos en la cubierta y en la cabina, y a bordo se vio una sustancia roja que parecía sangre", dijo. "No se encontraron cadáveres a bordo del yate".

Los fugitivos fueron capturados por la policía en San Vicente y las Granadinas el miércoles y están bajo custodia allí, según Buro y funcionarios.

La policía le dijo a Buro que han interrogado a los sospechosos varias veces y dijo que la familia espera presentar cargos pronto.

¿Qué se sabe de la pareja?

La pareja se conoció en Virginia y han estado casados durante 27 años. Criaron a sus niños juntos en el estado, donde vivieron hasta 2013, vendiendo su casa en Alexandria para cambiarla por Simplicity y vida en el agua.

"Querían ver el mundo. Querían experimentar la vida. Querían ver lo que el mundo tenía para ofrecer fuera de su pequeña ventana de vivir en un solo lugar, ser móviles y poder tener una aventura diferente cada día; eso es como la definición de vida", dijo Buro.

Buro dijo que la familia siempre ha sido unida y que hablan a menudo. Considera a Ralph Hendry su padre y a Bryan Hendry su hermano, y dice que sabe que Hendry siente lo mismo por él y Brandel.

La pareja “vivió con una sensación de asombro y amor”, dijo Hendry. "Les encantaba sumergirse en diferentes culturas, conocer gente y difundir su amor dondequiera que pudieran", dijo.

La pareja había estado planeando el viaje a Granada, el primero a la isla caribeña, durante "años y años y años, entrenándose, preparando el barco, preparándose… para hacer el viaje", dijo Hendry.

Iba a ser un “viaje muy largo, que no debía tomarse a la ligera”, y la pareja sentía que se habían “preparado adecuadamente”, dijo Hendry.

Hicieron el viaje con la Asociación de Vela Salty Dawg y todos llegaron sanos y salvos, dijo Buro.

Bob Osborn, presidente de la asociación, dijo que la situación era perturbadora y trágica. "En todos mis años de navegación por el Caribe, nunca había oído hablar de algo así", dijo en un comunicado.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés para nuestra cadena hermana NBC News. Para más de NBC News, entra aquí.

Contáctanos