Maryland

Madre e hija de Prince George’s temen “amanecer muertas” tras violento conflicto escolar

Las autoridades confirmaron a Telemundo 44 que llevan a cabo una investigación.

Telemundo

Una disputa escolar presuntamente terminó en una agresión física por parte de una mujer adulta hacia una estudiante de la escuela Glassmanor Elementary.

De acuerdo con la madre de Fátima, la víctima de 11 años, el altercado habría ocurrido el pasado 21 de diciembre a solo pasos de su apartamento situado en Oxon Hill, en el condado Prince George's.

“Tengo mucho miedo porque me dijeron que si yo le decía algo a la hija de ella, me iba a matar a mí y a mi mamá. Entonces no voy a tirar la basura ni nada", señaló la menor sobre el incidente en el que también se habrían involucrado una adolescente y una niña.

Blanca Elda Regalado, progenitora de Fátima, aseguró que la disputa se originó por conflictos en el plantel escolar. Al parecer, la presunta agresora es la madre de una compañera de clases de la víctima.

“Se agarraron con la niña y luego cayó la mamá, se fue sobre mi hija. Me le golpeaba (en) la cabeza, le arruinó su cara y le decía una razones tan horribles… y le gritó que yo y mi hija íbamos a amanecer muertas", relató Regalado.

La menor fue trasladada a un centro asistencial con heridas superficiales. Por este incidente, la madre solicitó una orden de alejamiento y presentó cargos contra la supuesta atacante por agresión de un menor en segundo grado.

El Departamento de la Policía del Condado Prince George’s le dijo a Telemundo 44 que llevan el caso como una agresión entre menores de edad y que está siendo investigada.

Sin embargo, varios de los vecinos de la víctima aseguran haber sido testigos de la supuesta agresión de la adulta a la menor.

Ante estas acusaciones, las autoridades respondieron que a medida que la investigación avance considerarán todas las circunstancias.

“Yo vi con mis ojos y yo pude ver el odio con el que esa señora me trataba a mi hija, con que odio ella se le fue a pegarle”, enfatizó Regalado.

Bajo las leyes de Maryland, agredir a un menor es un delito que puede conllevar a penas de cárcel de entre 10 y 25 años tras las rejas.

Contáctanos