Virginia

Sobreviviente de cáncer de Virginia congeló sus embriones en Alabama; ahora busca cómo recuperarlos

De hecho, Anistie Held fue concebida por fecundación in vitro.

Para muchos pacientes con cáncer, la fecundación in vitro (FIV) es su única esperanza de tener hijos.

Pero una decisión radical en Alabama sobre los embriones congelados podría afectar el futuro de la FIV en todo el país. Ese fallo establece que los embriones congelados son personas y quienes los destruyen pueden ser considerados responsables.

Cuando a Anistie Held le diagnosticaron cáncer de mama en etapa 3, los médicos le dijeron que necesitaba quimioterapia para salvar su vida, pero que el tratamiento también la impediría concebir. La Sociedad Estadounidense del Cáncer dice que ciertas cirugías y tratamientos pueden causar infertilidad en aproximadamente dos tercios de todos los pacientes jóvenes.

"Siempre quise ser madre", aseguró Held, que ahora vive en Springfield, Virginia. "Quería tener varios hijos. Y al principio pensé que el cáncer me lo quitó".

Held vivía en Florida en ese momento y congeló sus óvulos en una clínica cercana en Alabama. Ella y su entonces prometido tuvieron que cancelar sus planes de boda para poder costearlo. En cambio, se fueron a la playa.

Todo esto sucedió mientras se preparaba para comenzar la quimioterapia y luchar contra el cáncer.

"Es lo más traumatizante por lo que una persona puede pasar y estoy segura de que otros pacientes con cáncer pueden entenderlo", afirmó.

"EL EFECTO PARALIZADOR DE ESTA DECISIÓN"

Held ya treminó el tratamiento y está libre de cáncer. Ella y su esposo se mudaron al norte de Virginia después de que se anulara Roe vs. Wade.

"Nos enteramos de esa noticia. Pensé: 'La FIV será la siguiente; simplemente lo sé'", señaló.

A raíz del fallo de Alabama, varias clínicas de fertilidad ya han suspendido los tratamientos de FIV. La clínica a la que acudió Held se encuentra entre ellas.

"Dijeron que suspendieron todos sus tratamientos de FIV. Así que estoy muy contenta de haber decidido mudarme, pero sé que otras personas no tienen tanta suerte de hacerlo", destacó. "Así que mi corazón se rompe por ellos".

Pero Held enfrenta otro desafío: sacar sus óvulos de Alabama. Está intentando contratar un servicio para ayudar.

"Yo también soy un bebé de FIV, así que me apasiona. Mis padres se esforzaron mucho en tenerme y me lo explicaron todos los días de mi vida", resaltó.

Si Held puede obtener sus óvulos, ella y su esposo esperan comenzar la FIV a finales de este año.

La Sociedad Estadounidense del Cáncer emitió una declaración sobre el fallo de Alabama, diciendo que está "preocupada por el efecto paralizador de esta decisión en el acceso a la atención y los servicios de fertilidad para los pacientes con cáncer".

Contáctanos