Video inédito: lo que suplicaba “El Chapo” en prisión

En este video aparece supuestamente “El Chapo" Guzmán mientras interrogaba a uno de sus enemigos y, quienes lo conocieron, dicen que era cruel, sanguinario y que no tenía piedad de nadie.

Pero luego de su última aprehensión, mientras esperaba en una prisión mexicana su extradición a Estados Unidos, tuvo que convertirse en otro.

"Usted sabe de mi comportamiento y eso, para que le explique aquí al titular para… pues… ", dice el exlíder del Cartel de Sinaloa en un video inédito que lo muestra sentado en la cama, tratando de convencer a quien entonces era el encargado de su custodia de que fueran menos estrictos con él. 

Local

Últimas noticias de Washington D.C., el norte de Virginia y Maryland

Entrenamiento de primavera de los Nacionales

Nueva información sobre apuñalamiento mortal en Rockville

"—La bronca es que te has ido (fugado) dos veces, pues. —Bueno, pero eso es otra cosa. —No, ¿cómo que otra cosa? Para eso son las medidas de seguridad.—¡Ah, no!, la seguridad, yo no estoy diciendo que no haiga". 

El funcionario hablaba con él después de que fue trasladado a una prisión en la fronteriza Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, tras descubrir que planeaba escaparse del penal del Altiplano, y le explicó que aplicarían las mismas medidas de seguridad que hasta entonces tenía. 

En su estancia en el penal conocido como Almoloya, Joaquín Guzmán Loera estaba aislado, no podía interactuar con los custodios, ni con los presos, por lo que salía al patio una vez al día completamente solo. 

Ya en la nueva cárcel, "El Chapo" pidió salir más al patio y que le permitieran tener más horas de sueño. 

"—Estás durmiendo 6 horas en la noche. —No, ¿cuáles 6? —En la noche, ¿no? —Y en el dia, no, ¡qué me voy a dormir! —Cada 4 horas te van a pasar lista, y la última lista es a las 11 de la noche", se escucha en la conversación captada en video.

"—Oiga, esa de las 11 déjemela a las 10. Porque de las 11 a las 5, pues, para cuando me quedo dormido, duermo muy poco". 

Evidentemente las súplicas del narcotraficante no fueron escuchadas y permaneció bajo el mismo protocolo de seguridad hasta que lo entregaron a las autoridades de Estados Unidos, donde ya fue juzgado y condenado a nunca más salir de la prisión.

Contáctanos