Crecen las remesas familiares de EE.UU. a Guatemala pese a las deportaciones masivas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Crecen las remesas familiares de EE.UU. a Guatemala pese a las deportaciones masivas
    EFE

    Guatemala, 8 ago (EFE).- La masiva deportación de guatemaltecos desde Estados Unidos que se ha registrado durante 2018 no ha sido obstáculo para el crecimiento de las remesas familiares que envían los migrantes, que superaron los 5.200 millones de dólares en los primeros siete meses del año.

    Según las estadísticas divulgadas por la Dirección General de Migración (DGM), las deportaciones entre enero y julio pasado aumentaron en un 85,2 por ciento respecto al mismo periodo de 2017.

    Las autoridades migratorias estadounidenses retornaron al país centroamericano vía aérea entre enero y julio pasado a 30.138 guatemaltecos, es decir, 13.865 más que en el mismo lapso 2017, lo que representa un 85,2 por ciento de aumento.

    Otros 23.531 guatemaltecos fueron detenidos por las autoridades migratorias mexicanas durante los primeros siete meses del año y ya no pudieron cumplir el denominado "sueño americano" al ser retornados a su país por la vía terrestre.

    Esa cantidad fue superior a los 16.902 deportados entre enero y julio de 2017.

    Las deportaciones son atribuidas al endurecimiento de la política migratoria del Gobierno del presidente Donald Trump.

    Durante una visita que realizó a Guatemala en junio pasado, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, exhortó a este país, junto a Honduras y El Salvador, que integran el Triángulo Norte de Centroamérica, a detener la migración ilegal.

    Tras una reunión con los mandatarios de los tres países, Pence dijo que la migración debe parar y que su país dará la bienvenida a los que ingresen legalmente.

    Durante todo el año pasado fueron deportados a Guatemala 32.833 inmigrantes de Estados Unidos, donde se estima que viven unos tres millones de guatemaltecos, muchos indocumentados.

    Pero ello no ha sido ningún obstáculo para el crecimiento de las remesas familiares que envían cada mes los inmigrantes.

    De hecho, en julio pasado el país recibió una cifra histórica de 818,34 millones de dólares, esta es la mayor cantidad enviada por los guatemaltecos, pues 808,54 millones de dólares se habían registrado en mayo último.

    En los primeros siete meses del año las remesas tuvieron un crecimiento de 10,62 por ciento respecto al mismo periodo de 2017, de acuerdo con el Banco de Guatemala (central).

    Entre enero y julio pasado los guatemaltecos enviaron 5.217,43 millones de dólares en remesas, 500,52 millones de dólares más que los 4.716,52 millones del mismo periodo del 2017.

    La banca central ha previsto que las remesas tendrán un crecimiento de entre 9 y 12 por ciento en el 2018.

    La Organización Mundial para las Migraciones (OIM) estima que las remesas familiares representan el 10 por ciento del producto interno bruto (PIB) de Guatemala.

    El año pasado, el país recibió una cifra récord de 8.192,21 millones de dólares en remesas, que superó los 7.159,96 millones de dólares captados en 2016.