Afortunado giro en búsqueda por madre perdida en área remota de California

La campista desapareció el pasado viernes mientras su esposo estacionaba el auto.

La desesperada búsqueda por una madre de Huntington Beach tomó un afortunado giro tras cuatro largos días.

Las autoridades de la Oficina del Alguacil del Condado de Inyo confirmaron a las 2 p.m. de este lunes el hallazgo de la mujer de 60 años con vida cerca del área de Montenegro Springs.

Temprano este mismo lunes, oficiales habían reportado que encontraron a un perro que coincidía con la descripción de la mascota de la mujer, quien también desapareció junto a ella hace cuatro días.

Rescatistas describen a la mujer, Sheryl Beth Powell, de Huntington Beach, como fuerte y resistente, pero agotada tras haberse perdido en la área extremadamente remota por al norte de Big Pine.   

Sheryl desapareció misteriosamente el pasado viernes mientras su esposo estacionaba su Jeep en el área de Bristlecone Pine Forest cerca de la frontera entre California y Nevada, dijo la Oficina del Alguacil del Condado de Inyo.

Sheryl, de 60 años, y su perro Miley, desaparecieron cerca del campamento Grandview, a unas 275 millas al norte de Los Ángeles, alrededor de las 2 p.m., mientras el esposo, Joseph Powell, reposicionaba el auto de la familia, algo que según familiares, solo tomó unos cinco minutos.

De acuerdo a Joseph, al regresar al lugar donde se había bajado su esposa, ella y su perro, un Yorkipoo de color blanco y negro de 5 libras, se habían desaparecido.

Sheryl, es descrita como una excursionista con experiencia, mide 5 pies y 3 pulgadas de altura, 120 libras con cabello castaño y ojos marrones, según reporta la Oficina del Alguacil del Condado de Inyo. La madre de dos había sido vista por última vez con una blusa morada, mietras que el perrito llevaba una correa roja.

Joseph habría buscado por algún rastro de ella durante una hora antes de notificar a los oficiales la desaparición de su esposa a través de su dispositivo satelital.

"Mis padres tienen una relación muy amorosa y mi padre (que se ha negado a abandonar el campamento) está a punto de sufrir una crisis", dijo su hijo, Greg Powell, en una publicación en Facebook el sábado.

Greg había dicho que no habían rastros de su madre, excepto por las huellas de sus zapatos que dejó en el campamento. Dijo que los esfuerzos de búsqueda habían sido inadecuados y que los equipos de búsqueda no tenían suficiente personal.

Su hijo dijo que creía que Sheryl podría haber sido víctima de un secuestro. En la publicación, que ha sido compartida más de 6,000 veces, explica que la policía se está "negando a reconocer" la posibilidad que un secuestro, y que más bien afirman que ella podría haberse perdido durante una caminata o que podría haberse alejado del lugar si se la habría soltado el perro. Greg Powell dijo que ninguno de los dos escenarios era probable, especialmente por lo que la mascota “tiene una pierna mala”.

Carma Roper, la portavoz de la Oficina del Alguacil del condado de Inyo, dijo que los investigadores han determinado que el esposo no está conectado con la desaparición de Sheryl.

Inyo Search and Rescue y el Departamento del Alguacil de Inyo comenzaron una búsqueda inmediata en el área después de recibir la notificación el 12 de julio, según  la Oficina del Sheriff del Condado de Inyo.

La búsqueda aérea equipada para detectar imágenes térmicas fue proporcionada por CHP-Inland Division Air Operations, agregó el Alguacil. Las búsquedas de tierra fueron proporcionadas por Inyo SAR, Mono SAR y China Lake Mountain Rescue Group.

Greg dijo que los helicópteros dejarían de buscar a su madre en dos días. Él creó una página de GoFundMe para recaudar dinero y continuar fletando el helicóptero en caso de que no se la encuentre antes de esa fecha. Si la encontraban, él dijo que reembolsaría los ingresos.

La investigación contaba con la ayuda de múltiples agencias, incluyendo la Guardia Costera de California.

Contáctanos