Filme rememora cuando EEUU cerró la frontera con México

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Película “Sonora” recuerda cierre fronterizo

    La cinta se sitúa en 1931, un año de nacionalismos y excesos: los chinos son expulsados de Sonora; Estados Unidos deporta a los mexicanos y cierra sus fronteras.

    (Publicado viernes 6 de septiembre de 2019)

    CIUDAD DE MÉXICO — El cierre de la frontera entre México y Estados Unidos, la discriminación a inmigrantes y el tráfico de drogas son temas contemporáneos, pero no recientes. Una nueva película mexicana titulada “Sonora” sigue el peligroso viaje por el desierto de un grupo de personajes diversos, a principios de la década de 1930.

    La cinta de Alejandro Springall, que se estrena este viernes en México, está basada en la novela “Camino del diablo” del mexicano Guillermo Munro. Recuerda una parte de la historia en la que miles de mexicanos fueron deportados y la frontera se cerró por orden del presidente estadounidense Herbert Hoover, mientras que en México había discriminación contra chinos asentados en el norte del país.

    El actor Juan Manuel Bernal, quien da vida a un oficial mexicano que reprime a la comunidad china, lamenta que “no hemos aprendido nada”.

    “La historia tiende a repetirse cuando no hacemos caso de ella”, dijo en una entrevista reciente con The Associated Press. “Es una metáfora de lo que sucedió en esos años, pero no está para nada alejada de lo que estamos viviendo hasta el día de hoy, 90 años después”.

    Lupita Nyong'o protagoniza la película de terror “Us”

    Lupita Nyong'o protagoniza la película de terror “Us”

    La nueva propuesta del realizador Jordan Peele se estrena este viernes.

    (Publicado jueves 21 de marzo de 2019)

    En el filme, su personaje y una familia mexico-china a la que expulsó de su pueblo terminan en un mismo auto rumbo a Mexicali por la Sierra de El Pinacate y el Gran Desierto de Altar en Sonora.

    “Me atrevería a decir que el desierto es la ruta hacia su propio camino”, dijo Bernal.

    Para la actriz Dolores Heredia, quien da vida a una mujer muy católica en momentos en que esta mayoría religiosa en México acababa de enfrentarse con las autoridades en el conflicto armado conocido como Guerra Cristera, eso es precisamente lo que le gusta de la película: “No hay una sola visión, hay un solo camino y en él se van transformando cosas”.

    Su personaje, Doña Rosario, emprende el camino por el desierto en busca de sus nietos, pues años antes abandonó a su hija cuando ésta se enamoró de un hombre que no la convencía por su color de piel oscuro.

    Joven crea cortometraje inspirado en migrantes

    [TLMD - Bahia] Joven crea cortometraje inspirado en migrantes

    Inspirada en su papá, Mariaelena Hil, grabó un cortometraje donde cuenta historias reales de migrantes que cruzan la frontera en busca de una mejor vida para sus seres queridos.

    (Publicado viernes 12 de octubre de 2018)

    Springall conoció la novela de Munro por la actriz Giovanna Zacarías, quien se la recomendó cuando fue al desierto de El Pinacate en busca de locaciones para “La delgada línea amarilla”, otra cinta sobre un viaje en carretera para la que fue productor. Al conocer el lugar y la historia no se pudo resistir y convocó al estadounidense John Sayles (“Amigo”, “Lone Star”, “Silver City”) para escribir el guion.

    El actor mexicano Joaquín Cosio, astro de películas como “La dictadura perfecta”, “El infierno” y “Pastorela”, interpreta a Emeterio, un indígena de la nación Tohono O'odham encargado de guiar al grupo en su viaje por el desierto. Cosio es norteño y ya ha interpretado personajes de esta zona de México, pero el hecho de representar a un nativo representó para él un reto adicional.

    “En algún momento me sentí con una responsabilidad muy extraña que no había sentido antes”, dijo el actor, quien describió a Emeterio como un hombre para el cual el desierto es parte intrínseca de su vida.

    Springall y Cosío visitaron comunidades tohono o'odham en México y Arizona, donde se reunieron con líderes locales. Para ellos, El Pinacate es una zona sagrada.