ECONOMÍA EN EEUU

Reserva Federal optimista sobre crecimiento de la economía pese a cifras actuales

Reserva-Federal

Washington D.C.- La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos mantuvo este miércoles sin cambios los tipos de interés, cercanos al 0 %, en medio de la aguda crisis desatada por la pandemia del coronavirus.

El banco central estadounidense -en su última reunión con el presidente Donald Trump en el poder- dejó el tipo de referencia en el rango de entre el 0 y el 0.25 %, nivel en el que ha estado desde marzo de este año cuando aplicó dos bajadas de los tipos por los efectos de la pandemia del COVID-19 en la economía de EE.UU.

"La pandemia de la covid-19 está causando enormes dificultades humanas y económicas en Estados Unidos y en todo el mundo, y la actividad económica y el empleo han continuado recuperándose, pero se mantienen muy por debajo de sus niveles de principios de año", destacó el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed en un comunicado al término de su encuentro de dos días.

Los gobernadores de la Fed anticiparon que el producto interno bruto (PIB) de EE.UU. disminuirá menos en 2020 que en las proyecciones de septiembre, y que crecerá más rápidamente en 2021 y 2022.

En concreto, esperan que la actividad económica se contraiga un 2.4% en 2020, comparado con el 3.7 % de sus previsiones en septiembre.

Además, la Fed cree que el PIB estadounidense crecerá un 4.2 % y un 3.2 % en 2021 y 2022, respectivamente, una revisión al alza del 0.2 % en ambos casos respecto a las previsiones de hace tres meses.

En su análisis de la situación económica, la Fed explicó que la debilidad de la demanda y las caídas de los precios del petróleo han frenado la inflación de los precios al consumidor, mientras que las condiciones financieras generales "siguen siendo acomodaticias, reflejando en parte las medidas para apoyar la economía y el flujo de crédito a los hogares y empresas estadounidenses".

En lo referente al empleo, la Reserva Federal predijo que la tasa de desempleo caería más rápido en 2021 de lo que anticipó anteriormente, hasta el 5 %, en comparación con su estimación anterior del 5.5 %.

Con la decisión tomada este miércoles, la tasa de interés despedirá 2020 en su nivel más bajo desde hace cinco años.

Pese a la recuperación registrada en los últimos meses, la economía solo ha recuperado la mitad de los 22 millones de empleos destruidos.

Este lunes comenzaron a administrarse las primeras dosis de la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech en Estados Unidos para combatir el COVID-19 en el país.

La esperanzadora noticia de la inoculación de las primeras vacunas se produce en medio de una de las rachas más letales desde que comenzó la pandemia, ya que EE.UU. superó este lunes las 300,000 muertes confirmadas por la pandemia.

El virus sigue afectando las ventas minoristas en EEUU

El reporte de la Fed llega el mismo día que se informó que las ventas minoristas en Estados Unidos disminuyeron 1.1% en noviembre, su declive más pronunciado en siete meses y evidencia de los estragos que la pandemia del coronavirus está causando en la economía.

La cifra, divulgada el miércoles por el Departamento de Comercio, fue peor a la que calculaban los analistas de Wall Street.

El número apunta a un débil comienzo de la temporada de compras navideñas, que usualmente constituye más de una cuarta parte de las ventas anuales de las principales cadenas minoristas. Es indicio también que la pandemia está frenando a la economía estadounidense en momentos en que muchas tiendas reciben restricciones para abrir y mucha gente se está quedando en sus casas.

Por otra parte, el Departamento de Comercio revisó la cifra de octubre, afirmando que las ventas minoristas en ese mes disminuyeron en 0.1% y no aumentaron en 0.3% como se había reportado. Las tiendas hicieron un fuerte intento para que la gente haga sus compras temprano. Amazon, Best Buy, Walmart y otros ofrecieron cuantiosos descuentos en octubre.

El “Viernes Negro”, cuando muchos estadounidenses empiezan a hacer sus compras de la temporada de fin de año, fue un fiasco. Miles de estadounidenses se quedaron en sus casas en momentos en que las autoridades llamaban a la población a abstenerse de hacer compras en persona, y muchas cadenas minoristas reaccionaron ofreciendo rebajas online. La cantidad de personas que fueron físicamente a comprar en las tiendas este año comparado con el año pasado cayó a la mitad, según la firma de análisis Sensormatic Solutions.

Los economistas anticipan que las ventas minoristas disminuirán nuevamente este mes en momentos en que vuelven a subir los casos de coronavirus y los estados imponen nuevas restricciones.

“Hará falta un milagro para que las ventas minoristas pasen a terreno positivo en diciembre”, opinó Chris Rupkey, economista de la firma financiera MUFG.

La economía estadounidense ha quedado en limbo tras reponerse durante el verano de la severa caída sufrida en la primavera. Muchos ciudadanos han recortado gastos ya que expiraron los cheques de $600 semanales, emitidos por el gobierno para estimular la economía. Millones de personas han perdido sus empleos y las contrataciones perdieron impulso el mes pasado. Además, el índice de confianza de los consumidores descendió en noviembre.

Contáctanos