EEUU

El envío de remesas a El Salvador cae a consecuencia de la COVID-19

Foto archivo. Billetera.
EFE/Lenin Nolly/Archivo

Las remesas de dinero que recibió El Salvador entre enero y mayo pasados cayeron un 11,6 % en comparación con el mismo período de 2019, como consecuencia de las medidas de confinamientos a raíz de la pandemia de la COVID-19, según datos del Banco Central de Reserva (BCR).

La entidad financiera detalló que las remesas familiares, llegadas principalmente de Estados Unidos, alcanzaron los 2.015,1 millones de dólares, 264,5 millones menos que los 2.279.6 millones recibidos durante el mismo lapso de 2019.

Añadió que, únicamente en mayo, la cifra descendió un 18 % pasando de 505,5 millones de dólares en el mismo mes de 2019 a 414,3 % en la actualidad.

Local

Últimas noticias de Washington D.C., el norte de Virginia y Maryland

Tras la pista de adolescente desaparecida en Prince William

Dos muertos tras choque en ruta 651 en condado Fauquier

Pese a esta caída, el BCR apuntó que la cifra es "alentadora" con respecto a abril pasado, dado que se incrementó un 44 % al comparar ambos meses de 2020.

"En abril la economía estadounidense se convirtió en el centro de la pandemia por COVID-19, es en ese mes cuando se experimentaron los mayores efectos por la paralización de las actividades económicas y un mayor nivel de desempleo incluso que el observado en la crisis de 2008-2009", acotó la institución.

Explicó que esta aparente mejora se debe a la "reapertura de la economía en la mayoría de Estados, el pago de seguros de desempleo y el estímulo económico de 1.200 dólares a los hogares", lo que "contribuyó a paliar los efectos negativos de la pandemia".

En el período en estudio, el país centroamericano recibió un acumulado de 1.928,1 millones de dólares solo desde Estados Unidos, cifra que representa el 97,7 % de estas divisas.

El Salvador dejó de recibir de Estados Unidos en estos cinco meses 235,9 millones de dólares, una disminución del 10,9 % en comparación con los 2.164 millones computados en el mismo lapso del 2019.

En marzo pasado, el director del Instituto Salvadoreño del Migrante (INSAMI), César Ríos, dijo a Efe que los efectos de la pandemia en la economía de Estados Unidos provocará una caída en el envío de remesas familiares a los países de origen de los inmigrantes, como El Salvador.

"Al disminuir las fuentes de empleo de los países receptores (de migrantes), principalmente EE.UU., disminuirán los ingresos en los hogares migrantes, y la cadena llegará hasta las familias" en sus países de origen, apuntó el experto.

La tasa de desempleo en EE.UU., según el BCR, pasó de 3,6 % en mayo de 2019 a una 13,3% en mayo de 2020, mientras que la tasa de desempleo latino pasó de 4,2 % al 17,6 %.

Datos de la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) de 2019 y publicada en 2020 por el Ministerio de Economía dan cuenta de que 1,63 millones de personas son beneficiadas con las remesas y representan el 24,3 % de la población.

Un total de 471.633 hogares reciben estas divisas, de los que 13.530 se encuentran en pobreza extrema y 68.874 en pobreza relativa.

En El Salvador, cuya cuarentena obligatoria concluyó el domingo, se registran 3.826 casos confirmados de la COVID-19, de los que 1.838 se mantienen activos, 1.914 pacientes se recuperaron y 74 fallecieron.

Contáctanos