Enfermero habría traficado órganos y plazas de trabajo

Autoridades de Chihuahua lo acusan también de haber asesinado a al menos 9 personas.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un enfermero es acusado por 9 crimenes y tráfico de órganos

    El enfermero, , al no poder cumplir sus promesas, según la investigación que realizan las autoridades, mató a por lo menos a 9 personas.

    (Publicado martes 10 de julio de 2018)

    Una pareja de adultos mayores, sus dos hijas y su yerno fueron asesinados al interior de una vivienda en el estado de Chihuahua, y ese crimen fue la clave que destapó un caso de lo más siniestro.

    Al investigarlo, la Policía descubrió que el supuesto homicida había sido un enfermero que labora en una clínica del IMSS de Chihuahua, a quien la familia supestamente le pagó unos $25,000 para que les consiguiera un riñon.

    Pero al no cumplir, ellos amenazaron con denunciarlo y el enfermero los mató.

    "Esta persona podrá estar relacionada con otros hechos delictivos", dijo Eduardo Esparza, vocero de la Fiscalía General del Estado.

    El funcionario reveló que el hombre que ya está detenido, bajo cargos que indican que presuntamente prometía conseguir órganos para transplantes a quienes le pagaran lo que pedía, al igual que habría vendido plazas de trabajo. 

    "Lo detienen el primero de julio y se le formuló la imputación", dijo Esparza. 

    Según el expediente, Jorge Ceballos fue también el autor del asesinato de una enfermera, quien le pagó por un ascenso en el hospital, de un policía ministerial y de al menos otros dos hombres, quienes le entregaron dinero a cambio de conseguirles plazas laborales en el Seguro Social.

    Todos ellos, al ver que no cumplía, dijo Esparza, le reclamaron y él decidió callarlos.

    Por ahora el acusado está enfrentando su primer juicio por el asesinato de la mujer que, como él, era enfermera, pero luego de que lo juzguen por los homicidios de las otras 8 personas podría alcanzar una pena de hasta 30 años de prisión.

    También al interior del IMSS se ha iniciado una investigación. 

    "Vamos a colaborar con la Procuraduría, proporcionando la información necesaria para deslindar y aplicar sanciones", asegura Tuffic Miguel Ortega, director del IMSS.

    Muchos de los pacientes y empleados del hospital dicen que lo que ahí ocurría era un secreto a voces, pero nadie se atrevía a denunciar por miedo.