Cómo se forman los rayos y por qué son tan potentes

Se desplazan a velocidades que pueden alcanzar 870 millas por segundo y tienen hasta 48600 grados Fahrenheit.

14 fotos
1/14
Getty Images
2/14
Getty Images
Cada año se generan unas 16,000,000 de tormentas con rayos en el mundo y muchos, caen en la Tierra. Te explicamos cómo se generan estos fenómenos que hasta pueden causar la muerte.
3/14
Getty Images
Un rayo es básicamente una fuertísima descarga de eléctricidad estática que se genera de manera natural. Varios sitios especializados sobre el tema concuerdan en que este fenómeno se caracteriza por la emisión de una potente luz (el relámpago) causado por el paso de la corriente eléctrica que ioniza las moléculas de aire.
4/14
Getty Images
En promedio, un rayo mide 5000 pies aunque se han registrados algunos que llaman la atención, como uno en Oklahoma en el 2007 que llegó a medir 200 millas.
5/14
Getty Images
Los rayos causan destrozos y hasta muerte. Su potencia y velocidad, acompañado del poderoso estruendo, son comunes en las tormentas de verano, cuando existen las condiciones para su formación.
6/14
Getty Images
Pero, ¿qué causa la formación de un rayo? Es un tema que sigue siendo debatido aunque existen ciertos puntos de acuerdo: se necesita la la formación de una nube, conocida como ''cumulonimbo'', donde se produce una separación de cargas a raíz de una corriente aérea que traslada las gotas de agua hacia arriba.
7/14
Getty Images
Estas gotas de agua se enfrían de tal manera a medida que ascienden, que alcanzan entre 14 y -4 grados Farhenheit. Por esta razón, se congelan.
8/14
Getty Images
Las gotas colisionan con los cristales de hielo y forman una combinación de agua y hielo que deriva en granizo. Estas colisiones producen una carga positiva en los cristales de hielo y una carga ligeramente negativa hacia el granizo.
9/14
Getty Images,
Los cristales, más livianos, se trasladan hacia el tope de la nube mientras que el granizo, más pesado, termina en la parte central de la nube o en las partes más bajas.
10/14
Getty Images
La separación de cargas continúa hasta que llega un momento en que el potencial de una descarga eléctrica es tal, que se produce una ''chispa'', que en definitiva es el rayo, que une ambos polos cargados.
11/14
Getty Images
La mayoría de rayos ocurre dentro de una nube y no tocan la Tierra. El segundo tipo de rayo, el más conocido, es el que impacta el suelo y sucede entre la nube cumulonimbus y la Tierra, con un trazo inicial que parte desde la nube.
12/14
Getty Images
Otro tipo de rayo, desconocido para la mayoría de gente, es el que parte desde la superficie terrestre y se dirige hacia arriba, hacia la nube. Ocurre cuando iones cargados de manera negativa se elevan desde el suelo y se encuentran con iones positvos en una nube cumulonimbus.
13/14
Getty Images
Los rayos que caen sobre la superficie lo hacen por la descarga entre las particulas negativas de la nube y la carga positiva de la tierra, potenciada por elementos que sobresalen, como árboles, pararayos o hasta seres humanos. Esto produce una conexión que deriva en el ''chispazo'', o rayo. Por esta razón es que siempre se aconseja no buscar refugio bajo un árbol durante una tormenta eléctrica.
14/14
Getty Images
Los rayos pueden causar incendios de todo tipo, pero también son buenos para la tierra ya que la proveen de átomos de nitrógeno los que combinados con minerales en el suelo, conforman nitratos, que son una especie de fertilizante natural. Un rayo puede generar una potencia instantánea de 1 gigawatt (un millon de vatios),​ pudiendo ser comparable a la de una explosión nuclear.Te puede interesar: Letal y destructivo; cómo se forma un huracán
Contáctanos