Impactantes cornadas: el mismo toro manda a dos al hospital